La fiesta se interrumpió violentamente a la una de la madrugada. Disparos, gritos, gente corriendo, cayendo al suelo. A las 1.10 la madrugada el teléfono de emergencias 112 comenzó a recibir un alud de llamadas: alertaban de un tiroteo en la discoteca Opium Beach Club de Marbella (Málaga).

Hay cinco heridos, dos de ellos en estado grave. En el momento del suceso, Froilán de Marichalar, hijo de la Infanta Elena y nieto del rey emérito de España, Juan Carlos I, se encontraba en el local. Justo este domingo cumplió 24 años y estaba de celebración con amigos.

Varios vídeos muestran el momento en el que se desencadenó el suceso: se observa a un grupo de personas a punto de iniciar una pelea cuando se oyen disparos. La gente empieza a correr, a gritar. A esa hora, la discoteca estaba prácticamente llena.

Kelly van der Minne, participante en la edición holandesa del reality Love Island contó en sus redes sociales: “Esto es lo más loco que me ha pasado. Le han disparado al estómago. Se ha metido en una pelea y le han disparado en el estómago. ¿Cómo ha ocurrido?”.

Las primeras investigaciones apuntan a un enfrentamiento entre grupos que se encontraban en dos reservados de la discoteca, en la zona VIP de Opium. Según informa el diario El Mundo, durante una discusión, uno de los ocupantes de un reservado salió del local y regresó armado con un arma blanca y se lanzó sobre un hombre del otro reservado, al que hirió. Este repelió el ataque disparando el arma de fuego que llevaba encima.

El hombre que disparó podría ser un holandés de 40 años. Tiene heridas de arma blanca en la frente, el cuello, la espalda y un ojo. Se encuentra fuera de peligro, aunque permanece ingresado en el hospital Costa del Sol de Marbella y está bajo custodia.

De los los dos heridos graves, una es una mujer de 32 años que recibió un disparo en el estómago que le afectó también la zona pélvica. Ha sido intervenida quirúrgicamente, y aunque su estado no reviste gravedad, los médicos aconsejan a esperar a ver cómo evoluciona para dar un pronóstico; el otro es un irlandés también de 32años que recibió un tiro en el tórax. Está fuera de peligro, según fuentes del 112, ya que el proyectil no le afectó órganos vitales.

La discoteca Opium Beach Club de Marbella se encuentra en el kilómetro 184 e la carretera A-7, que atraviesa la localidad malagueña. Es uno de los puntos clave de reunión durante el verano de los más granado de la jet-set. Tiene un ambiente joven que suele llenar sus pistas en las noche de verano.

Los otros dos lesionados son un joven de 18 años y un hombre de 36. El primero tiene una herida de bala en la cadera izquierda que en principio no reviste gravedad, mientras que el segundo tiene un disparo en la espalda que a priori tampoco le ha afectado a órganos vitales.

Propiedad de Javier Calle, en el momento del tiroteo estaba pinchando música el DJ sudafricano Black Coffee.

El caos en Opium, una de las discos más importantes de Marbella.

Fuente: elcomercial.com