Tesla logró en junio sus ventas mensuales más altas de vehículos manufacturados en China desde que abrió su planta de Shanghái en 2019, según mostraron datos el viernes, ya que el fabricante de autos estadounidense aumentó la producción que se había visto afectada por los confinamientos del Covid-19.

Tesla vendió 78.906 autos fabricados en el territorio chino el mes pasado, incluidos 968 para exportación, dijo la Asociación de Automóviles de Pasajeros de China (CPCA). En tanto, en mayo vendió 32.165 vehículos y exportó 22.340.

Tesla también logró la producción mensual más alta en su planta de Shanghai en junio, agregó el secretario general de CPCA, Cui Dongshu, sin dar un número específico.

Las restricciones por el coronavirus en el sitio en el trimestre de abril a junio habían obstaculizado la producción de la empresa estadounidense que lidera Elon Musk, mientras que sus nuevas plantas en Berlín y Texas tuvieron dificultades por aumentar la fabricación.

El director ejecutivo, Musk, instó al personal a trabajar más duro para compensar las pérdidas al final del trimestre “muy difícil” después de que los confinamientos en China causaran interrupciones más graves de lo que había pronosticado.

Novedades sobre la compra de Twitter

Las acciones de la plataforma cayeron a última hora del jueves después de que un reporte del Washington Post revelara que el acuerdo para comprar el gigante de las redes sociales, por u$s44.000 millones, está en peligro.

El hombre más rico del mundo ya había expresado anteriormente sus dudas e incluso insinuó que podría abandonar el acuerdo por la preocupación que le produce la abundancia de cuentas falsas.

Pese a haber tenido acceso a datos internos, el multimillonario no ha podido precisar el porcentaje de perfiles falsos, según informa el Post.

Aunque Musk ya ha hecho comentarios que ponen en duda su compromiso con el pacto, el último informe cita una fuente anónima que dice que su equipo se está preparando para un “cambio de dirección”.

Las acciones de Twitter, que ya cotizaban por debajo del precio ofrecido por el magnate de los negocios, se hundieron alrededor de un 4% tras la noticia.

“El culebrón de Twitter llegará a su fin en los próximos meses, cuando Musk tome la decisión de quedarse (con un precio más bajo) o irse”, afirmó el analista de la empresa de inversión privada Wedbush Dan Ives en una nota.

Fuente: ambito.com