En una ceremonia atípica luego de el cimbronazo que sufrió el Gobierno el sábado con la renuncia de Martín Guzmán, Alberto Fernández le tomó juramento a Silvia Batakis, quien asumió en el Ministerio de Economía, sin hacer mencionar ni agradecerle al funcionario saliente, quien hasta hace días era respaldado por el Presidente y descartaba toda posibilidad de dejar su cargo.

No hubo discursos de la flamante ministra ni tampoco del Presidente. Ambos estuvieron reunidos más de cuatro horas esta mañana en la Quinta de Olivos.

Otro dato llamativo del acto fue la poca presencia de empresarios, banqueros y personalidades fuertes del mundo de las finanzas. Estuvieron Daniel Funes de Rioja, presidente de la UIA, José Martis, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA), Malena Galmarini, de AySA, Ignacio de Mendiguren, del BICE, y Hugo y Pablo Moyano, entre otros sindicalistas.

Entre los hombres de negocios presentes se destacaron Hugo Eurnekian, de Corporación América; Eduardo Elzstain, de IRSA; Claudio Cesario, de la Asociación de Banco de la Argentina; y Luis Galli, de Newsan.

“Silvina tiene capacidad y trayectoria. Como bonaerense la vimos hacer un extraordinario trabajo. Tiene el talento, la personalidad y capacidad para administrar situaciones como esta. Tengo esperanza de que las cosas se vayan encaminando”, le dijo el ministro de Julián Domínguez a TN.

Sobre la tensión entre Fernández y su vice, el titular del cartera Agropecuaria destacó: “Vamos por la unidad y el diálogo para la Argentina, es el camino que tenemos que recorrer”.

Aníbal Fernández, ministro de Seguridad, aseguró que el Gobierno está “metido en todo los puntos y situaciones por el momento que vive la Argentina y donde están los intereses de los argentinos. Eso hizo el presidente a través de Martín Guzmán y ahora lo hará con Silvina Batakis. Alberto toma decisiones que hay que tomar y que muchos no se animan a hacerlo”. Además, desmintió cambios en la jefatura de Gabinete. Sobre la suba del dólar se la atribuyó a “minicrisis como esta que algunos aprovechan”. “El mercado del blue es muy chiquitito, no hay que prestarle atención como si eso condujera la vida de un país”, aseguró Fernández.

Luego, en una muy breve conferencia Batakis aseguró que cree en el “equilibrio fiscal”, una frase que en principio parece diferenciarla de otros dirigentes kirchneristas.

Fuente: elcomercial.com