Las declaraciones de Elon Musk provocaron en las últimas semanas que las acciones de Twitter se disparen al alza y su carta a la SEC del viernes provocó su posterior hundimiento, dejó a la red social en una situación de expectativa respecto a su futuro.

El viernes, el abogado de Musk notificó a la junta de Twitter que quería cancelar el acuerdo, debido principalmente a que el multimillonario no estuvo conforme con el número de bots y cuentas falsas en Twitter y manifestó que la empresa no fue veraz sobre cuánta actividad en el servicio es auténtica, según una carta de sus representantes legales, cuya copia fue presentada ante La Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC).

Las acciones de Twitter se desplomaron un 8,8%, y arribaron a los u$s33.53, borrando casi u$s1.800 millones del valor de mercado de la empresa. Al mismo tiempo, Tesla, de la cual Musk es CEO, cayó este lunes casi un 6,0%.

Twitter, por su parte, respondió que le dio a Musk la información que necesitaba para evaluar su afirmación de que las cuentas de spam representaban solo el 5% de los usuarios activos diarios. Con un peso totalmente autorizado en las negociaciones, Bret Taylor, presidente de la junta directiva de Twitter, sostuvo que la compañía emprendería acciones legales en el Tribunal de Cancillería de Delaware para hacer cumplir el acuerdo establecido con el dueño de Tesla.

Sin embargo, Musk respondió esta mañana con un meme burlándose de la gestión de Twitter por el fallido acuerdo, incrementando las tensiones causadas luego de las negociaciones. Musk presentó imágenes suyas riéndose, junto con un texto que afirma que la empresa está tratando de “forzarlo” a comprarla en el tribunal. Del otro lado, Twitter se negó a comentar el meme.

En los próximos meses, se espera una prolongada batalla judicial, según los abogados de ambas partes. Musk también podría enfrentarse a pagar una tarifa de ruptura de mil millones de dólares por alejarse del acuerdo, según expertos legales.

El CEO de Tesla es uno de los usuarios más populares de Twitter, con más de 100 millones de seguidores. Ha utilizado el sitio de redes sociales para todo, desde las comunicaciones corporativas para sus diversas empresas hasta atacar la misma plataforma que anteriormente quería adquirir por quejas con sus reglas de contenido y cuentas falsas.

Richard Windsor, fundador de la empresa de investigación Radio Free Mobile, dijo que el deseo de Musk de “renegociar en gran medida” el precio que acordó pagar por Twitter fue probablemente la razón de su salida del acuerdo. A partir del viernes, las acciones de Twitter valían un 32% menos que el precio de acuerdo acordado por Musk. “Si nos fijamos en algunos de los lugares a los que ha ido el sector tecnológico en los últimos meses, podría poner la valoración de Twitter entre 13.000 millones de dólares y 15.000 millones de dólares”, afirmó hoy Windsor

Se caen las acciones de Twitter luego de la ruptura con Musk

Fuente: ambito.com