Rusia y Ucrania firmarán el viernes un acuerdo para permitir las exportaciones de granos por el mar Negro, una noticia largamente esperada por la comunidad internacional que teme una crisis global de alimentos.

“La ceremonia de la firma del acuerdo sobre el transporte de granos, a la que asistirán el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, tendrá lugar [el viernes] con la participación de Ucrania y Rusia”, indicó la presidencia turca.

Rusia y Ucrania negocian el acuerdo desde la semana pasada bajo mediación de Ankara y la ONU.

El viernes pasado Moscú se había mostrado optimista sobre una pronta firma de un pacto para liberar miles de toneladas de granos y cereales bloqueados en Ucrania desde el comienzo de la guerra, el 24 de febrero.

“Las exportaciones tendrían lugar desde tres puertos: Odesa, Pivdenny y Chornomorsk. Esperamos en el futuro extender las entregas desde otros lugares”, dijo a los periodistas el diputado ucraniano Rustem Umerov.

Según él, la seguridad de los convoyes estará a cargo de un grupo de vigilancia de las Naciones Unidas con base en Estambul, y los buques rusos no podrán entrar en aguas ucranianas si se confirma este acuerdo.

Hasta 25 millones de toneladas de cereales están bloqueados en los puertos de Ucrania, amenazados por la flota rusa y las minas marinas que Kiev diseminó para impedir un asalto naval de Rusia.

Una granja abandonada en Odesa.

Fuente: ambito.com