El Tribunal Supremo de Reino Unido rechazó los más recientes esfuerzos del gobierno del presidente Nicolás Maduro para hacerse con el control de más de 1.000 millones de dólares de las reservas de oro de Venezuela, que están almacenadas en las bóvedas del Banco de Inglaterra en Londres.

La corte dictaminó que las decisiones recientes del Tribunal Supremo de Venezuela, respaldado por Maduro, destinadas a reducir la injerencia del líder de la oposición, Juan Guaidó, sobre el oro deben ignorarse.

La decisión es una victoria para Guaidó, quien ganó una serie de enfrentamientos legales por el oro después de que el gobierno británico lo reconociera a él, en lugar de a Maduro, como líder legítimo de Venezuela.

“He (…) concluido que la Junta de Guaidó tiene éxito: que las sentencias del TSJ (Tribunal Supremo de Justicia) no son susceptibles de ser reconocidas”, dijo el juez del caso.

Maduro y Guaidó han designado cada uno juntas diferentes para el Banco Central de Venezuela (BCV) y los dos han emitido instrucciones contradictorias respecto del manejo de las reservas de oro.

Los abogados de la junta del BCV respaldada por Maduro dijeron que el Banco Central estaba considerando apelar al fallo del viernes.

El equipo legal de Maduro ha dicho que quería vender parte de las 31 toneladas de oro para financiar la emergencia del coronavirus y reforzar el sistema de salud deteriorado por años de crisis económica.

La oposición ha alegado que el Gobierno de Maduro quiere usar el dinero para sus aliados extranjeros, lo que sus abogados niegan.

“Esta decisión representa otro paso en el proceso de protección de las reservas internacionales de oro de Venezuela y su preservación para el pueblo venezolano”, dijo el equipo de Guaidó en un comunicado. “Este tipo de proceso judicial honesto y transparente no existe en Venezuela”. A principios de 2019, el gobierno británico se unió a decenas de países para respaldar a Guaidó y cuestionar a Maduro al que acusan de haber manipulado las elecciones de 2018.

Guaidó pidió en ese momento al Banco de Inglaterra que impidiera al Gobierno de Maduro acceder al oro. La directiva del Banco Central nombrada por Maduro luego demandó al Banco de Inglaterra para recuperar el control de los lingotes.

Desde 2021, el apoyo a Guaidó dentro y fuera del país se ha reducido, mientras Maduro sigue en el poder con el respaldo de los militares y países aliados como Irán, Rusia, China y Cuba.

Los expertos legales han dicho que el último caso no tiene precedentes, ya que ha visto al tribunal supremo de un país interpretar la constitución de otro.

“Este es un fallo desafortunado”, dijo Sarosh Zaiwalla de Zaiwalla & Co, bufete que representa a la directiva del emisor nombrada por Maduro, y agregó que continuaría con el caso a pesar de la decisión del viernes.

“Al BCV le sigue preocupando que el efecto acumulativo de las sentencias del Tribunal inglés parece ajustarse a una simple declaración del Gobierno del Reino Unido que reconoce como jefe de estado a una persona sin control o poder efectivo sobre ninguna parte de ese estado”, agregó Zaiwalla.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Fuente: ambito.com