La policía de Nicaragua tomó las únicas cinco alcaldías que estaban en manos de la oposición, sus alcaldes fueron destituidos y reemplazados por simpatizantes del partido de Ortega, denunciaron el lunes organizaciones opositoras.

La destitución de las autoridades se da cuatro meses antes de las elecciones en los 153 municipios del país, la gran mayoría dominados por el oficialismo y sus aliados.

Las alcaldías de El Almendro (sur), El Cuá (norte), San Sebastián de Yalí (norte) y Murra (norte) amanecieron tomadas este lunes por agentes de la Policía Nacional.

El fin de semana hizo lo propio con la alcaldía de Pantasma, bastión de la oposición donde nunca ha gobernado el oficialismo y cuyo alcalde, Omar Gadea, también de CxL, se encuentra desaparecido, según denunció el organismo Urnas Abiertas. Rápidamente nombraron a autoridades afines e izaron banderas del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

“Todas las alcaldías electas legítimamente bajo la bandera de Ciudadanos por la Libertad (CxL) han sido tomadas por el régimen”, denunció Kitty Monterrey, presidenta de CxL.

“Condeno enérgicamente la toma arbitraria por parte del régimen de las alcaldías (…) electas por el voto popular, a la vez demando el respeto a la integridad física de sus funcionarios y alcaldes”, agregó en su cuenta de Twitter.

El partido opositor CxL fue ilegalizado en 2021 antes de las elecciones donde Ortega fue reelecto para un cuarto mandato consecutivo, en medio de duras críticas de la comunidad internacional por la detención previa de varios de sus contrincantes.

Las elecciones municipales de noviembre han sido catalogadas por los líderes de CxL, muchos de ellos en el exilio, como una “farsa” porque no se han postulado opositores.

Por su lado, el observatorio de violencia política Urnas Abiertas, compuesto por un equipo de nicaragüenses expertos en temas de política y economía, calificó las acciones de “asedio policial, abuso de autoridad, y toma arbitraria, irregular y sin el debido proceso, de las alcaldías”.

“Este acto una vez más demuestra el carácter totalitario y déspota de la dictadura”, denunció esa organismo crítico con el régimen.

El despejo de las cinco alcaldías opositoras ocurre cuando faltan cuatro meses para las elecciones municipales, en las que los nicaragüenses elegirán a los alcaldes, vicealcaldes y concejales de los 153 municipios de Nicaragua, de las cuales 135 están actualmente bajo administración del FSLN.

Las cinco alcaldías que eran administradas por CxL desde las elecciones municipales de 2017 ahora también están en manos de los sandinistas, con las elecciones pendientes.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Ortega, de 76 años, lleva 15 años y 5 meses consecutivos en el poder, en medio de denuncias de autoritarismo y fraude electoral.

Fuente: elcomercial.com