La oposición venezolana, encabezada por Juan Guaidó, exigió este sábado a la dictadura de Nicolás Maduro una “fe de vida” del militar venezolano Luis de la Sotta, considerado preso político, pues aseguran que se encuentra “confinado” en una celda y sometido a “trato cruel e inhumano”.

“El capitán de navío Luis de la Sotta lleva siete días confinado en una celda 2×2 (dos metros de ancho/dos metros de largo) en la DGCIM (Dirección General de Contrainteligencia Militar), le prohibieron su legítimo derecho a ver a su abogado y continúan sometiéndolo a trato cruel e inhumano, exigimos fe de vida del capitán”, denunció el dirigente Luis Somaza en su cuenta en Twitter.

Por su parte, el también opositor Eduardo Battistini aseguró, en la misma red social, que se trata de una denuncia hecha por familiares del militar y sus abogados y calificó la situación como “una clara violación continuada a los derechos humanos” del privado de la libertad.

“Hoy en Venezuela existen más de 300 presos políticos, civiles y militares que permanecen en las mazmorras del régimen por defender la libertad y la democracia. Reiteramos al mundo democrático que en nuestro país la situación no es un tema de ideologías sino una cuestión de DD.HH”, dijo el dirigente.

Por su parte, Molly De La Sotta, hermana del detenido, detalló al portal Monitoreamos que “no le permiten las visitas” y que la situación es como “estar encerrado en un closet sin salida al sol, sin visita de abogados, sin llamadas telefónicas a la familia”. Según explicó, antes se permitían visitas familiares de viernes a domingo, y de los abogados entre jueves y lunes, pero las autoridades de la DGCIM cambiaron las normas sin previo aviso.

De la Sotta, quien también tiene nacionalidad peruana, fue detenido y acusado dentro de un supuesto caso de conspiración en 2017.

En julio de 2019, el Parlamento, entonces de mayoría opositora, denunció la “desaparición forzosa” de cuatro personas consideradas “presos políticos”, uno de los cuales era el militar.

La coordinadora general de la ONG Justicia, Encuentro y Perdón (JEP), Martha Tineo, informó este viernes: “En Venezuela, al día de hoy, hay 316 presos políticos, de los cuales 23 son mujeres. De esas 23 mujeres, según nuestros registros, cinco han sido condenadas y el resto se mantiene en procesos judiciales en los que no se ha logrado establecer su responsabilidad en la comisión de algún delito o hecho punible, es decir, en algunos casos pudiéramos hablar de condenas anticipadas”.

De las 23 mujeres detenidas, 16 son civiles, 6 son funcionarias de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y una pertenecía a un cuerpo de policía, siempre según JEP, que desde el jueves promueve en las redes sociales una campaña para visibilizar los casos. Las “presas políticas”, según la ONG, se encuentran “recluidas en las sedes de diversos servicios de inteligencia, cárceles comunes y militares”.

Fuente: elcomercial.com