El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL registró en junio –de acuerdo a información preliminar un avance interanual de 4.5%. En el mes, la industria automotriz volvió a mostrar el mayor crecimiento entre los sectores en la comparación con 2021, mientras que la metalmecánica moderó su ritmo con desempeños mixtos al interior del bloque.

La producción de minerales no metálicos –insumos para la construcción continuó mostrando mejoras, al tiempo que las industrias metálicas básicas y la refinación de petróleo registraron un nuevo avance. Los faltantes de gasoil afectaron el transporte de cargas, recortando la entrada de camiones a las terminales portuarias.

Los datos correspondientes al segundo trimestre muestran que la industria avanzó 5.9% en la comparación interanual. En el trimestre, el crecimiento de la producción automotriz multiplicó por 6 el promedio de las actividades. Entre los bienes de uso intermedio, los minerales no metálicos, las industrias metálicas básicas y el proceso de petróleo mejoraron el ritmo de crecimiento respecto al primer trimestre. En cambio, la metalmecánica y la producción de químicos y plásticos recortaron el ritmo de avance. Con todo, en el acumulado para los primeros seis meses de 2022, la industria avanza 4.7% en la comparación con el mismo periodo de 2021.

Respecto al crecimiento de la actividad a nivel de sectores industriales en el primer semestre y en la comparación con el mismo periodo del año pasado, la producción automotriz acumula una mejora de 27.4%, seguida de la producción de minerales no metálicos con un crecimiento de 8.6%, la metalmecánica con 8.4% y la producción de papel y celulosa con 7.2%. Avanzando con un ritmo de crecimiento inferior al promedio en el periodo enero – junio y en la comparación con los primeros seis meses de 2021, se colocan las industrias metálicas básicas (+4.7%), los insumos químicos y plásticos (+3.9%), el proceso de petróleo (+2.8%), la producción de alimentos y bebidas (+1.8%) y los insumos textiles (+0.3%). Los despachos de cigarrillos alcanzan en el primer semestre el mismo nivel de un año atrás.

En los primeros seis meses del año, la producción automotriz y la metalmecánica continúan haciendo el mayor aporte al crecimiento de la industria, al tiempo que mejoró el que realizan los minerales no metálicos, las industrias metálicas básicas y la refinación de petróleo. Los químicos y plásticos vuelven a reducir su aporte al crecimiento de la industria.

A modo de síntesis. En junio la producción industrial sostuvo el ritmo de crecimiento en la comparación interanual, mientras que registró una nueva caída en la medición corregida por estacionalidad. Los faltantes de gasoil derivaron en problemas logísticos que alcanzaron a actividades puntuales. Hacia julio las autoridades han profundizado las medidas para la administración de las divisas, con resultados dispares entre sectores en términos de acceso. El desorden en el frente cambiario ha impactado el normal desarrollo de los negocios. A lo anterior se suman conflictos puntuales como el que afecta a la producción de neumáticos.

Fuente: ambito.com