El senador nacional José Mayans, una de las espadas legislativas de Cristina Kirchner en la Cámara Alta, respaldó una eventual candidatura de la vicepresidenta para las elecciones presidenciales de 2023 y aseguró que “nadie le puede ganar una PASO en el peronismo”.

En la previa al acto político en el municipio de Ensenada, donde la ex mandataria volverá a pronunciar un discurso por el 48° aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón, el jefe del interbloque del Frente de Todos en el Senado se sumó al operativo clamor en el que referentes ligados al kirchnerismo expresan a viva voz su deseo de que Cristina Kirchner vaya por su tercer mandato en 2023.

“Cristina una de las figuras con mayor experiencia con la conducción del Estado en Argentina”, afirmó el senador nacional, quien mantiene un vínculo estrecho de lealtad política hacia la vicepresidenta. “Su gobierno nos dejó un PBI de de 620 mil millones de dólares, una relación deuda-PBI bajísima, un nivel laboral importante, un inversión pública fuertísima”, enumeró.

En alusión a la posible interna electoral del oficialismo, José Mayans consideró como “positivo” que el candidato del Frente de Todos se dirima en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) ya que “en este país hay que tener un fuerte respaldo popular, sino va a ser muy difícil gobernar el país”, afirmó.

El senador hizo una férrea defensa del rol de al ex presidenta, ya que es la que tiene un “consenso muy alto” entre la dirigencia oficialista, y descartó que cualquier otro precandidato presidencial pueda ganarle en una competencia interna. “Yo creo que nadie le puede ganar una PASO a Cristina en el peronismo. Lo que tiene Cristina es un gran espíritu de lucha incansable”, sostuvo en declaraciones a Radio 10. “Me parecería positivo que se postule, obviamente el pueblo argentino es el que decide”, remarcó el legislador formoseño.

Quien había deslizado abrir una competencia en el Frente de Todos en unas próximos elecciones primarias fue el propio presidente, Alberto Fernández, que también ya había anunciado que tiene la intención de competir por la reelección en 2023.

Ayer, durante un acto con la dirigencia de la CGT por el aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón, Alberto Fernández volvió a diferenciarse de Cristina Kirchner, al reivindicar un perfil moderado que habría tenido el fundador del movimiento justicialista. “El poder no pasa por quien tiene la lapicera, pasa por ver quién tienen la capacidad de convencer”, definió, y dijo que Perón “nunca necesitó de la lapicera”.

Sin embargo, el discurso de Alberto Fernández no cayeron del todo bien en el oficialismo. El diputado Eduardo Valdés, amigo personal del Presidente, dijo que “Lo de ayer no me gustó”, ya que Perón es una figura que “está para unirnos, no dividirnos”.

“Nuestras bases reclaman mejores condiciones de vida. Hay partes del discurso de Alberto Fernández que me gustaron, sobre la unidad. Pero cuando se intenta diferenciar de la vicepresidenta no me gustó”, consideró hoy Valdés en diálogo con AM 990.

El senador José Mayans coincidió con la mirada crítica y las apreciaciones de Eduardo Valdés, sobre ese pasaje del discurso presidencial en la central obrera donde apunta a la titular del Senado. “Creo que tenemos que unirnos para resolver los problemas que tenemos, porque la gente está necesitando eso. Menos discusión interna y más soluciones para la gente. Es necesario que la gente llegue a fin de mes y reconstruyamos el salario digno para el trabajo”, completó.

Por su lado, el interventor de la Agencia Federal de Inteligencia, Agustín Rossi, expuso un comentario más equidistante y más favorable sobre las definiciones de Alberto Fernández en la sede sindical de la calle Azopardo. “La discusión sobre la lapicera es sobre las distintas formas de administrar el poder. Lo que hizo ayer el Presidente es apoyar en esa metáfora y usar alguna cita de Perón para decir que se siente cómodo con una forma de ejercer el poder que no es la imposición sino la persuasión”, manifestó el ex ministro de Defensa.

La discusión acerca de la “moderación” y el estilo de liderazgo se profundizó en los últimos días en el Frente de Todos. Ya no solo la ex presidenta, sino otros dirigentes allegados a su entorno, como el secretario general de La Cámpora y ministro de Desarrollo de la Comunidad, Andrés “Cuervo” Larroque, reclaman que esa etapa “está terminada”.

En este clima de tensión y diferencias políticas a cielo abierto, la expectativa está puesta en si la vicepresidenta Cristina Kirchner volverá a marcar agenda o responderá a las últimas acciones del Presidente. Lo que unifica a todos los sectores, hasta el momento, es que la coalición se mantenga unida formalmente y la disputa se produzca en las PASO 2023. Ello, y la conmemoración de la figura de Juan Domingo Perón. Acuerdos mínimos cuando falta poco más de un año de gestión del Frente de Todos.

Fuente: elcomercial.com