Las criptomonedas suben de manera generalizada este lunes y busca dejar atrás una de las peores rachas de la historia de la industria con subas de hasta el 20%. Ethereum rebota tras la noticia de que la “fusión” tiene fecha previsional para su puesta en marcha el 19 de septiembre. De esta manera, la segunda criptomoneda de mayor capitalización de mercado se acerca a los u$s4500, su nivel más alto en más de un mes, después de haber cotizado cerca de los u$s1000 en algunos momentos de la semana pasada. En ese marco, el Bitcoin sube 4% y logra superar los u$s22.000.

La gran sorpresa la encabeza Polygon, que mantiene su avance y acumula ganancias superiores al 50% en la última semana.

“La reversión de las recientes capitulaciones en el espacio de los criptoactivos es un indicador muy alentador de que los inversores siguen obteniendo valor a medida que la nueva información y los ciclos se afianzan. Los acontecimientos de los últimos días revelan que los criptoactivos se están moviendo por encima de las líneas de ganancia de la renta variable, con los principales índices relativamente planos. Si bien no muestran necesariamente un desacoplamiento del rendimiento reciente, la divergencia en un marco temporal más largo podría marcar un cambio significativo”, explicó Simon Peters, analista experto en criptoactivos de eToro.

Ethereum se dispara en la fecha de la fusión

El precio del Ether se disparó al conocerse que la “fusión” del blockchain de Ethereum ya tiene fecha provisional. El precio del Ether comenzó a subir el jueves cuando se puso en marcha la bifurcación de la sombra de Ethereum.

Según Peters, “esta bifurcación fue la última de una serie de pruebas para la próxima ‘fusión’ de la red Ethereum y se implementó para probar la actualización en una red más intensiva. La prueba final está prevista para el 11 de agosto y la ‘fusión’ de la red principal para el 19 de septiembre”.

“El salto positivo de la cotización estuvo directamente correlacionado con la difusión de la noticia de que la prueba había sido un éxito. Este es un buen indicador del sentimiento de los inversores en torno a la “fusión”, que se ha promocionado como un importante cambio de juego para el blockchain y su ficha relacionada. El paso a un proof-of-stake tiene el potencial teórico de hacer que el Ether se desinfle, y los inversores parecen estar fijando sus posiciones por adelantado”, agregó.

Fuente: ambito.com