Los títulos de deuda pública argentina operaron otra vez con importantes bajas este miércoles, mientras se extiende la marcada cautela inversora, a la espera de señales políticas y económicas tras una nueva conducción del Ministerio de Economía.

Los bonos Globales, en dólares con ley extranjera, referencia de la deuda soberana argentina en el exterior, llegaron a hundirse 4% al promediar la rueda, para cerrar con una caída de en promedio de 2%, igualmente en nuevos valores mínimos desde sus salida a plaza en septiembre de 2020, con algunas especies que se pagaron debajo de los USD 20 por lámina de 100 dólares, como es el caso del GD35 y el GD46.

La fuerte caída en los precios de los títulos públicos en dólares de las últimas jornadas dejó a varios de ellos pagando tasas de retorno exorbitantes, muchas de ellas por encima del 40% anual en dólares. Entre los bonos emblemáticos del último canje de deuda, el GD30 ya rinde 40,2% y el AL30 38,9%. El AL29 llegó al 42,3% y el GE29, un bono en euros, terminó hoy con un rendimiento del 43,2%.

“Ante el contexto económico y político, entendemos que no habría cesado la caída bursátil, sino que aún permanecería una tendencia declinante, si bien con un comportamiento cíclico extremadamente volátil”, estimó Roberto Drimer, director de VaTnet Financial Research.

Germán Fermo, Head of Strategy en el Grupo IEB (Invertir en Bolsa), identificó en las últimas ruedas un “violentísimo selloff de bonos argentinos ahora en Wall Street” y puntualizó que “en 2001, si la memoria no me falla, paridades se fueron a USD 17, casi ya estamos ahí otra vez. El modelo actual no tiene respuestas, Argentina como país no tiene respuestas y Wall Street lo sabe y no para de vendernos”.

Operadores bursátiles recordaron que el Boden 2015 llegó a negociarse a USD 16 durante 2008, cuando se extendían las pérdidas en los mercados por la crisis de las hipotecas en los EEUU.Así como se desplomaron los precios de los bonos en dólares, también escaló el riesgo país de Argentina, que anotó 2.728 puntos básicos a las 15:20 horas, debido a la creciente desconfianza sobre la golpeada economía doméstica y las consecuencias de las peleas en la coalición de Gobierno. Fue el riesgo país más elevado desde el 26 de mayo de 2020 (2.778 unidades), previo al canje de deuda pública con acreedores privados.

El índice accionario S&P Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires subió un 2,6% en pesos, a 95.075 puntos, luego de dispararse un 4% en la sesión previa por compras de oportunidad. No obstante, el ascenso del Merval fue neutralizado cuando se lo midió en dólares, por el repunte de 1,5% del dólar “contado con liquidación”, según el bono Global 30 (GD30C).

En Wall Street, los ADR y acciones argentinos caen de forma generalizada. Encabezan la tendencia Tenaris (-3,7%), Despegar (-3,4%) y Ternium (-2,7%).

Fuente: elcomercial.com