El presidente de Italia, Sergio Mattarella, se negó el jueves a aceptar la renuncia del primer ministro Mario Draghi, en una crisis política que, según advirtieron los expertos, podría provocar elecciones anticipadas en la tercera economía más grande de la eurozona.

“El presidente de la República no ha aceptado la dimisión y ha invitado al presidente del Gobierno a presentarse en el Parlamento para dar explicaciones y para que se haga en esa sede una valoración de la situación que se ha creado tras los debates de hoy en el Senado”, se lee en un comunicado de la Jefatura del Estado.

Draghi presentó su renuncia este jueves, después que el Movimiento Cinco Estrellas, un socio clave de la coalición de gobierno, no participó en un voto de confianza sobre un decreto clave.

“Quiero anunciar que esta noche presentaré mi renuncia en manos del Presidente de la República. Las votaciones de hoy en el Parlamento son muy significativas desde el punto de vista político. La mayoría de la unidad nacional que ha apoyado a este gobierno desde su creación se ha ido. El pacto de confianza que subyace a la acción del gobierno ha fracasado”, escribió Draghi en un comunicado.

“En los últimos días ha habido el máximo compromiso por mi parte para continuar por el camino común, tratando también de atender las necesidades que me han adelantado las fuerzas políticas. Como se desprende del debate y la votación de hoy en el Parlamento, este esfuerzo no fue suficiente”, agregó.

La renuncia se produce después que el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), anteriormente antisistema, dividido por luchas internas y una hemorragia de apoyo en las encuestas, se negó a participar en un voto de confianza, a pesar de la advertencia de Draghi de que no continuaría sin su respaldo.

Tras la votación, Draghi, quien tuvo que hacer frente a la campaña de vacunación contra el covid-19 y a la crisis generada por la guerra rusa contra Ucrania con todas sus consecuencias políticas y económicas, dio cuenta de la situación al presidente Mattarella en un encuentro de una hora de duración. Posteriormente, anunció su renuncia.

Giuseppe Conte, ex jefe de gobierno y actual líder del M5E, anunció el miércoles por la noche que los senadores de su partido no asistirían al voto de confianza.

La coalición de unidad nacional que preside desde febrero de 2021 se dividió hoy entre los partidos que le animaban a repetir en el cargo o los que reclamaban un adelanto electoral en vez de esperar a su término natural, en marzo de 2023.

Entre los primeros, los que le emplazaban a “verificar” si cuenta con una mayoría parlamentaria, estuvieron el Partido Demócrata (centroizquierda), la Italia Viva de Matteo Renzi y Juntos por el Futuro, la escisión del M5S liderada por el actual ministro de Exteriores, Luigi Di Maio.

El ultraderechista Matteo Salvini, también en la coalición, pidió sin embargo no temer un adelanto electoral.

La más interesada en votar fue la jefa de los ultras Hermanos de Italia, Giorgia Meloni, que como única oposición a Draghi hasta la fecha es la que más crece en todos los sondeos, situada ya como primera fuerza del país en la mayoría de ellos.

Fuente: elcomercial.com