El ferrocarril Urquiza Cargas volverá a llegar hasta Paraguay después de siete años sin servicios, luego de la exitosa realización de la prueba de circulación realizada a través del Puente Internacional Posadas-Encarnación San Roque González de Santa Cruz, informaron fuentes de Trenes Argentinos Cargas (TAC).

Esto permitirá extender el recorrido y aumentar las cargas transportadas, fortaleciendo la logística, así como al desarrollo de las economías regionales.

Según voceros de la cartera, la reconexión y reactivación de los servicios ferroviarios es prioridad del Ministerio de Transporte que dirige Alexis Guerrera, y es uno de los objetivos planteados por Daniel Vispo, titular de TAC, en el marco de la reactivación de la línea mesopotámica y como parte del Plan de Modernización del Transporte continúa en marcha.

Vispo encaró el desafío, hace dos años, de poner en valor la línea Urquiza y para ello restableció la circulación de los 146 kilómetros que vinculan Santo Tomé, Corrientes, con Garupá, en Misiones; que por una decisión de la conducción anterior habían dejado al ferrocarril fuera de la logística en ese extenso tramo.

Durante estos 24 meses la línea pasó de transportar 25 mil toneladas promedio mensuales a 40 mil llegando incluso al récord de 48.528 toneladas despachadas en mayo de 2022, alcanzando registros de 2011. Se sumaron y reincorporaron siete clientes y se recuperó el transporte de cemento y pasta de celulosa entre Misiones y Buenos Aires, las dos cabeceras de la línea.

Este crecimiento se logró pese a dos frenos inesperados: la pandemia del Covid-19 y los incendios forestales ocurridos en marzo de este año en Corrientes, que mantuvieron a la traza afectada durante dos meses, en los que se doblaron los trabajos con más personal para que la vía vuelva a estar operativa en tiempo récord.

En cuanto a la diversidad de carga que corre por las vías mesopotámicas, los áridos (piedra partida) son el principal producto con origen en Corrientes seguido por la carga general en la que se cuentan raleo, cemento y pasta de celulosa en su flujo Buenos Aires-Misiones y viceversa. Finalmente, y no menor, el segmento agrícola proveniente de Entre Ríos.

En 2021, se llevaron adelante y finalizaron tres obras de mantenimiento y actualmente están en ejecución otras cuatro. El dato a remarcar es que estos proyectos de acondicionamiento de infraestructura férrea se dan en sectores estratégicos que cubren cerca de 100 kilómetros y que mejorarán la seguridad y estabilidad de las formaciones.

El total de vías activas de la línea Urquiza ascienden a 1.500 que pasan por Buenos Aires, Entre Ríos, Corrientes y Misiones. Se cubren con 14 locomotoras y 947 vagones; todo movilizado por la operatoria de 571 trabajadores y trabajadoras. La recuperación de la cabecera norte fue el primer paso estratégico en el esquema de esta gestión.

En tanto, los potenciales de amplificación de la carga, además de seguir sumando clientes, se proyecta ahora, la recuperación de los tráficos internacionales entre Posadas en Misiones y Encarnación en Paraguay.

El ferrocarril Urquiza Cargas volverá a llegar hasta Paraguay después de siete años sin servicios.

Fuente: elcomercial.com