El portavoz del Departamento de Defensa de EEUU, John Kirby, advirtió este martes que Rusia está sentando las bases para anexionar el territorio ucraniano que controla tras la invasión al país europeo.

“Rusia está sentando las bases para anexar el territorio ucraniano que controla en violación directa de la soberanía de Ucrania”, dijo a los periodistas Kirby.

Kirby señaló que Moscú planea hacer un falso referendo para dar legitimidad a la medida, poner en los territorios ocupados a funcionarios ilegítimos del Kremlin, establecer el rublo como moneda oficial y obligar a los ucranianos a hacerse ciudadanos rusos.

Rusia también está intentando tomar el control de las torres de transmisión, agregó el funcionario.

Además, Kirby sostuvo que Estados Unidos anunciará en los próximos días un nuevo paquete de armas para Ucrania. Será la decimosexta entrega de dinero aprobada por el Congreso y asignada bajo la autoridad presidencial, dijo.

Se espera que el paquete incluya lanzacohetes móviles estadounidenses, conocidos como HIMARS, y cartuchos para sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes, así como munición de artillería, según fuentes.

El portavoz del Departamento de Defensa de EEUU dijo que el viaje del presidente ruso, Vladimir Putin, a Irán muestra cuán aislada se ha vuelto Rusia a raíz de su invasión de Ucrania.

Por otra parte, las autoridades de Ucrania informaron hoy de nuevos e intensos ataques nocturnos rusos en la región de Sumy, en el norte del país, donde en la noche pasada habrían caído hasta 150 bombas.

Las tropas rusas intensificaron los ataques de artillería pesada, misiles, morteros y lanzamiento de granadas, según el portal ucraniano Ukrinform, que cita al mando militar de la región.

Dicho portal informa asimismo de que al menos seis personas resultaron heridas en Odesa, en el sur del país, entre ellas un bebé de cinco meses.

A lo largo de la noche fueron disparados desde el Mar Negro sobre la ciudad y alrededores siete misiles, asegura ese medio. Resultaron afectadas tres viviendas, así como automóviles privados, una escuela y un centro cultural.

Las tropas ucranianas tratan de lanzar una contraofensiva para recuperar el control sobre algunas zonas del sur conquistadas por las fuerzas rusas.

Fuente: elcomercial.com