Después de años de una relación bilateral rota, Colombia y Venezuela volverán a establecer su vínculo diplomático desde este 7 de agosto, cuando Gustavo Petro llegue a la Casa de Nariño. La decisión fue oficializada este 28 de julio por Carlos Faria, canciller de Venezuela, y quien será su homólogo colombiano, Álvaro Leyva. Los funcionarios se reunieron para hablar sobre temas de interés para ambas naciones y al finalizar el encuentro firmaron un memorando de acuerdo para dejar por escrito las acciones que pretenden implementar.

Leyva y Faria hablaron concretamente sobre nombrar embajadores en Bogotá y Caracas. Así mismo, se revisarán acuerdos comerciales y de cooperación. Se resalta que todas las acciones serán implementadas de forma gradual.

La reunión se llevó a cabo en el Palacio Los Leones, ubicado en el estado Táchira de Venezuela. Desde allí Leyva dijo que celebraba los esfuerzos para restablecer las relaciones bilaterales y así mejorar las condiciones de vida de la población fronteriza, quienes se han visto fuertemente afectados por la situación en los últimos años.

Por su parte, el régimen de Nicolás Maduro celebró el restablecimiento de las relaciones. Faria recalcó que era necesario “establecer una agenda de trabajo para revisar temas de interés binacional y garantizar la paz en nuestras fronteras”. Acerca de este ´último punto fue muy enfático, pues dio que urge crear métodos para que quienes viven en esta zona no sufran las consecuencias de la guerra colombiana.

Hay que recordar que recientemente se ha hablado que los miembros de grupos armados ilegales que operan en Colombia a veces cruzan la frontera y se refugian en Venezuela. Aunque esto ha sido negado por la dictadura de Maduro, el gobierno saliente de Iván Duque ha insistido en esto, hecho que ha tensado aún más las relaciones diplomáticas.

Así las cosas, con el nuevo Gobierno Petro las esperanzas están puestas en que las relaciones mejoren y así las condiciones socioeconómicas en la frontera mejores. Por esto, el régimen venezolano resaltó la voluntad de diálogo del presidente electo colombiano para volver a unir ambos países.

Petro ya había anunciado que buscaría restablecer las relaciones con Venezuela con la intención de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la frontera.

Cabe anotar que dentro de su agenda de gobierno también está revisar temas medioambientales, la Reforma Tributaria, los diálogos con Estados Unidos en los que se encuentran temas importantes como la renegociación del TLC; el campesinado, la paz, los diálogos con las bandas criminales en el país y el ELN. Además, la vicepresidenta, Francia Márquez, pretende establecer una agenda en pro de los derechos de las mujeres.

Fuente: elcomercial.com