El gigante automotriz estadounidense Tesla puede perder su título de fabricante principal de autos eléctricos en el mundo, incluso con la construcción de nuevas fábricas en el 2024. Según estima el reciente estudio realizado por Bloomberg Intelligence, la empresa de Elon Musk pronto sería sustituida por el consorcio alemán Volkswagen, cuyos automóviles ya llegaron a ser los más vendidos en Europa.

El informe plantea, además, que en el mercado mundial existe otro rival para Tesla: la empresa china BYD que empezó a desarrollar autos eléctricos hace varios años. A finales del 2022, BYD podría convertirse en el tercer productor mundial de vehículos eléctricos, dejando atrás a tales gigantes del sector como: Ford, General Motors, Stellantis, Mercedes-Benz, Toyota.

Según las previsiones, en el 2025 la cuota de vehículos en las ventas del gigante asiático puede ascender al 25%, mientras que en Europa este índice alcanzaría solo al 20%.

“China aplica el principio de la zanahoria y el palo para fomentar las ventas de los vehículos eléctricos. El volumen de negocio en China ha aumentado considerablemente con la puesta en marcha del programa de préstamos para autos basados en las nuevas fuentes de energía, a pesar de la inestabilidad del suministro de componentes”, destaca el analista de Bloomberg Intelligence, Steve Meng.

Es así que la línea de Tesla producida localmente en China, con solo dos modelos: el sedán Model 3 y el SUV Model Y, deja a la compañía estadounidense vulnerable ante los productos cada vez más atractivos de los fabricantes locales y Volkswagen, indica el análisis.

No obstante, el gigante alemán está muy por detrás de Tesla en las ventas de vehículos eléctricos en China actualmente, domina solo el 3,5% del mercado frente a los 13% que ocupa la compañía estadounidense, según apuntan los datos de las ventas del 2021.

La empresa de Elon Musk podría perder su título de “rey de los autos eléctricos”, según un informe de Bloomberg Intelligence.

Fuente: ambito.com