La Federación Internacional de Periodistas (FIP) junto con una docena de sindicatos de prensa instaron este miércoles a las autoridades británicas a “liberar inmediatamente y sin condiciones” al fundador de Wikileaks, Julian Assange, después de que la semana pasada Londres firmara su extradición a Estados Unidos.

“Pedimos que Julian Assange sea liberado, rehabilitado (y) entregado a su familia, que pueda al fin vivir normalmente”, dijo en una conferencia de prensa en Ginebra Dominique Pradalié, presidente de la FIP, que representa a 600.000 profesionales de medios de comunicación de más de 180 sindicatos y federaciones de 140 países.

Assange, de 50 años, es reclamado por la Justicia estadounidense por la publicación de más de 700.000 documentos clasificados sobre las actividades militares y diplomáticas de Estados Unidos, especialmente en Irak y Afganistán, desde 2010. Se enfrenta a 175 años de prisión.

Entre esos documentos figuraba un video que mostraba a civiles, incluidos dos periodistas de la agencia Reuters, que murieron por disparos de un helicóptero de combate estadounidense en Irak en julio de 2007.

Tras una larga batalla legal, el Gobierno británico confirmó el 17 de junio su extradición a Estados Unidos, país que lo acusa de espionaje en virtud de una ley votada en 1917 para impedir la divulgación de informaciones confidenciales en tiempo de guerra.

“Si Julian Assange es liberado, se le habrán robado diez años de su vida”, hizo notar Pradalié.

“Esto sienta un precedente muy peligroso para la libertad de prensa”, agregó Mika Beuster, copresidente de la Asociación de Periodistas Alemanes, que cuenta con 30.000 miembros.

“Al extraditar a Assange, estamos tomando como rehén a la democracia”, proclamó, por su parte, Pierre Ruetschi, director del Club de la Prensa suizo.

Por su parte, el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba) -que es parte de la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren), que a su vez integra la Federación Internacional de Periodistas- repudió “la decisión de las autoridades británicas de extraditar a Julian Assange” y exigieron que liberen al periodista. 

En mayo pasado, promovieron una carta abierta a las autoridades británicas para pedir que rechacen la extradición del periodista Julian Assange y lo liberen que contó con la firma de Nora Cortiñas y Taty Almeida y más de mil referentes del ámbito de los derechos humanos, la comunicación, el movimiento sindical y la cultura. 

“Su enjuiciamiento sienta un precedente peligroso que podría aplicarse a cualquier medio de comunicación que publicara historias basadas en información filtrada, o incluso a cualquier periodista, editor o fuente en cualquier parte del mundo”, señalaron en la misiva.

El fundador de WikiLeaks fue detenido por la policía británica en 2019, tras refugiarse durante siete años en la embajada de Ecuador en Londres.

Fuente: elcomercial.com