El gobierno de Gildo Insfrán ya determinó que los clientes de REFSA deban soportar un nuevo incremento, en éste caso por la energía eléctrica que su administración comercializa por la empresa estatal que argumentó que el aumento se concreta luego de audicencias públicas.

En el caso de la llamada energía comercial -no residencial- el incremento será de 36,6 % lo que se aplicará a partir de junio próximo.

Continúa el subsidio provincial para los menores consumos, pero más del 70 % de los clientes de REFSA verán incrementado el valor de la energía un más de un 26 %.

Fuente: elcomercial.com