La televisión estatal rusa aseguró que el régimen de Daniel Ortega invitó a las fuerzas del Kremlin a ingresar en el país centroamericano “con fines humanitarios”.

La disposición consta en un decreto del régimen de Ortega publicado el pasado 7 de junio en el Diario Oficial y fue confirmada por la prensa oficial rusa este jueves.

“La guinda más desagradable del pastel democrático para Estados Unidos fue el sensacional anuncio de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. Permitió la entrada de tropas, barcos y aviones rusos en Nicaragua. Por supuesto, sólo con fines humanitarios, las tropas rusas pueden entrar en Nicaragua en la segunda parte de 2022″, dijo la presentadora de la televisión estatal Olga Skabeeva.

“Si los sistemas de misiles estadounidenses casi pueden llegar a Moscú desde el territorio ucraniano, es hora de que Rusia despliegue algo poderoso más cerca de las ciudades estadounidenses”, añadió la periodista.

El régimen de Ortega señaló que el intercambio entre las fuerzas militares será de “beneficio mutuo en caso de situaciones de emergencia” entre las naciones.

El decreto autorizó el ingreso “para participar en ejercicios de adiestramiento e intercambio en operaciones de ayuda humanitaria, misiones de búsqueda, salvamento y rescate en situaciones de emergencia o desastres naturales”. Las actividades se realizarán con las fuerzas terrestres, aéreas y navales nicaragüenses del 1 de julio al 31 de diciembre de este año, precisó el documento.

De acuerdo con la prensa nicaragüense, el ingreso de las fuerzas rusas fue previamente planificado y coordinado con el Ejército de Nicaragua.

Ortega también autorizó el ingreso de militares y medios rusos para participar en operaciones conjuntas con las fuerzas armadas locales “en contra de ilícitos” en espacios marítimos de Nicaragua en el Mar Caribe y en aguas jurisdiccionales en el Océano Pacífico, se indicó.

En el mismo período, Nicaragua permitirá el ingreso en forma rotativa de 80 efectivos militares, naves y aeronaves para participar en “intercambio de experiencias y ejercicio de adiestramiento en ayuda humanitaria”, y de otros 50 militares, naves y aeronaves rusas para realizar “labores de enfrentamiento y lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado”.

El pasado 31 de marzo, Kerri Hannan, funcionaria del Departamento de Estado norteamericano, advirtió que Rusia amenaza con exportar a América Latina el conflicto en Ucrania, a través de la cooperación militar con Venezuela, Nicaragua y Cuba.

“El compromiso con la democracia del Hemisferio nunca ha parecido tan urgente, mientras Rusia pisotea la democracia de Ucrania y amenaza con exportar la crisis ucraniana a las Américas, ampliando su cooperación militar con Cuba, Nicaragua y Venezuela”, indicó Hannan en una audiencia del Comité de Asuntos Exteriores del Senado estadounidense.

Fuente: elcomercial.com