Enrique Ramírez, diputado provincial de Juntos por el Cambio, habló respecto al proyecto que se presentó desde el bloque de la oposición en la Legislatura, solicitando que la provincia se adhiera a la Ley Nacional de Salud Mental (26.657) para poder reglamentar los órganos necesarios dentro del estado provincial que les permita poder abordar con una respuesta rápida y eficiente la problemática de los pacientes y los familiares de quienes tienen problemas de salud mental.

“La ley no es nueva, lo que se necesita es una reglamentación porque hace falta para abordar el tratamiento un conjunto de organismos del Estado para darles una solución eficiente a todas las personas que tengan un problema de salud mental”, dijo el legislador de Juntos por el Cambio.

Lo que se pretende con este proyecto es que se cree un órgano de control dentro del ámbito provincial con representantes de distintas áreas del Gobierno, como ser representantes del Ministerio de Desarrollo Humano, representantes del Ministerio de Cultura y Educación, la representación judicial por parte de alguien del Tribunal de Familia, representantes de ONG de Derechos Humanos, representantes de ONG que respondan por las familias.

Según Ramírez, el pedido del bloque opositor fue que sea tratado de manera urgente porque “queremos evitar eventos similares al que ha ocurrido hace unos días atrás con el famoso caso denominado ‘Pettinatto’, no pretendemos que se llegue a esa instancia”, explicó haciendo referencia al episodio que involucró al joven hijo de Roberto Pettinatto, Felipe, que tuvo que ser internado en varias ocasiones por problemas de salud mental y la última vez, en un raro suceso ocurrido en el edificio donde vive, hasta hubo un hombre muerto.

Fuente: elcomercial.com