“La reunión de hoy fue histórica. Por primera vez la CGT, a través de la secretaria de Políticas Económicas y Sociales, de la cual soy su secretario, recibió al Polo Obrero y a la Unidad Piquetera, conformada mayoritariamente por organizaciones de izquierda”. Esa fue la definición que realizó ante Infobae Omar Plaini, el titular del gremio de los Canillitas y el encargado de escuchar los reclamos de los movimientos sociales que solicitan un paro general contra el gobierno de Alberto Fernández.

Los dirigentes sociales cuestionan la política económica y Social del Frente de Todos. Solicitan, entre otros puntos, la creación de puestos de empleo, se oponen “al “ajuste” impuesto por el Fondo Monetario Internacional (FMI), y exigen que se universalicen programas como el Potenciar Trabajo, un hecho que el ministro de Desarrollo Social; Juan Zabaleta, adelantó que no ocurrirá.

“Conocimos sus criterios. Ahora vamos a analizar en conjunto cuáles son las propuestas que tenemos desde nuestro sector, tanto del trabajo registrado como el informal”, expresó el senador por la provincia de Buenos Aires y volvió a recordar que: “Por primera vez se da esta visita a la CGT en 92 años de historia. Fue un encuentro muy interesante. Escuchamos, intercambiamos ideas y coincidimos en la mayoría de los análisis que ellos hacen. Ahora analizaremos cuáles son las posibilidades”.

Plaini estuvo acompañado por Pablo Flores de AFIP; Daniel Ricci, integrante del Consejo Directivo de la CGT y secretario general de la Federación de Docentes de las Universidades (FEDUM) y Adriana Monje, secretaria de prensa de la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (UDOCBA) e integrante de Consejo Directivo del área de Protección a la Niñez.

Pablo Moyano, el secretario general adjunto de Camioneros y cosecretario general de la CGT, que iba a estar presente, se ausentó porque estaba en San Nicolás, pero envió saludos. En esa localidad bonaerense hay un severo conflicto por las protestas que el gremio mantiene después de la detención de dos dirigentes acusados de extorsión. Desde hace varios días no se cumple el servicio de recolección de residuos.

La Unidad Piquetera había solicitado la audiencia con la CGT en el marco de una “campaña nacional por “un paro general y plan de lucha mientras aumentan los productos de primera necesidad de la canasta de alimentos y por consiguiente se reducen los ingresos fijos, salarios, jubilaciones y programas sociales”.

Los dirigentes sociales también serán recibidos por la CTA Autónoma. Sus interlocutores serán Ricardo Peidro y Hugo Godoy, también secretario general de ATE. Esa central gremial ya implementó un paro de 24 horas para solicitar una baja de la inflación y mayor control de precios.

En el encuentro con la CGT, los piqueteros plantearon “la necesidad urgente de que los sindicatos y las centrales fijen un pliego de reclamos frente al ajuste” que sufren los trabajadores y “es impulsado por el Gobierno y el FMI”.

Sobre este punto, el sindicalista expresó que en la CGT hay más de 200 organizaciones confederadas. “Estamos pensando en lo que está por venir. Hay que hacer un análisis de lo que dice la oposición. Ellos vienen con un objetivo muy claro y frente a eso hay que pensar cuál va a ser la posición del frente nacional y popular. Lo que viene, o lo que está afuera y pretende ser gobierno, es terrible, peor de lo que vivimos entre 2015 y 2019″.

– ¿Plaini, usted están de acuerdo con una medida de fuerza directa contra el gobierno del Frente de Todos?, quiso saber este medio

-Hay que coadyuvar, discutir todo lo que hay que discutir con el Gobierno para ver cómo el campo popular sale adelante. Hay que medir, hay que ver cómo. No soy partidario de medidas extremas sin agotar todo lo que hay que agotar.

Belliboni y el resto de la dirigencia piquetera le planteó a Plaini y al resto de los representantes cegetistas “la necesidad de la deliberación colectiva de los trabajadores mediante asambleas y plenarios de delegados para votar el reclamo de un salario mínimo equivalente a la canasta familiar, mediante un paro activo nacional inmediato y un plan de lucha progresivo, para derrotar el ajuste en marcha”, un pedido que los dirigentes gremiales aseguraron que sería tomado en cuenta y que será tratado.

Belliboni le dijo a Infobae : “A los integrantes de a CGT que nos recibieron les planteamos la necesidad imperiosa de la deliberación colectiva de los trabajadores mediante asambleas y plenarios de delegados, para votar el reclamo de un salario mínimo equivalente a la canasta familiar, con los métodos de la clase obrera, un paro nacional inmediato y un plan de lucha progresivo, para derrotar el ajuste en marcha impuesto por el FMI y que este gobierno ajustador no duda en aplicar”.

-En concreto, la Unidad Piquetera le pidió un paro general a la CGT, le preguntó este medio a Belliboni.

-Sí, pedimos un paro general, una discusión de las bases. Es la única manera que tenemos los trabajadores y desocupados para luchar contra el ajuste y este aumento fenomenal de precios. Los empresarios remarcan todos los días. Nosotros, la única manera que tenemos es parar y reclamar en la calle.

Tal es el alineamiento mayoritario de los gremios que integran la principal central obrera del país con el gobierno de Fernández que la propuesta de un paro general está lejos de ser materializada, de todos modos, el hecho de ser recibidos por la CGT es una victoria política muy importante de la Unidad Piquetera que se manifiesta en las calles con fuerza y moviliza a miles de desocupados y beneficiarios de planes sociales.

Fuente: elcomercial.com