La guerra en Europa, inhumana y conmocionante, ha producido un cambio en los términos del intercambio global. El comercio internacional está signado hoy por una drástica merma del suministro para cubrir la demanda de maíz, cebada, trigo y aceite de girasol que tanto Rusia como Ucrania proveían al mundo en el estadio prebélico. Este panorama obliga a la Argentina a replantear su inserción exportadora, ante lo que, como consecuencia de una catástrofe humanitaria, se presenta como una oportunidad de crecimiento que a su vez contribuye a la búsqueda de soluciones y nuevos equilibrios.

Ante este escenario, La Pampa puede ser un actor clave para la expansión internacional de los mercados nacionales y, en ese sentido, ha tomado la decisión estratégica de redoblar el impulso al crecimiento de su producción, promoviendo con herramientas competitivas las inversiones en su entramado agrícola-ganadero y en las industrias asociadas. La clave para esto se encuentra en nuestro nuevo y dinámico andamiaje legal, impositivo, laboral y financiero que el Gobernador Sergio Ziliotto puso en marcha para transformar la matriz productiva pampeana, dinamizar la economía pospandemia y aprovechar los contextos históricos que se presentan para el país.

Tanto la agricultura como la ganadería provinciales están consolidadas, y sus industrias transversales de valor agregado, que transforman granos en proteína, presentan excelentes oportunidades. Los datos son contundentes: 753.140 toneladas de trigo y 2.537.318 de toneladas del maíz de la cosecha gruesa argentina son pampeanos. La producción de 88.211 toneladas de aceite en 2021 la ubica en el cuatro puesto detrás de Santa Fe, Buenos Aires y Córdoba. Es la quinta provincia con mayor stock ganadero después de Buenos Aires, Santa Fé, Córdoba y Entre Ríos, representando el 6% del total nacional. 396.000 cabezas faenadas en 2021 y 480.000 litros de leche producidos por día en nuestros tambos. Las industrias del conocimiento son también una oportunidad para brindar soluciones en servicios tecnológicos con recursos humanos de calidad, reemplazando así funciones que hoy proveedores europeos líderes no están pudiendo afrontar.

En 2021 el valor de las exportaciones pampeanas creció 28%, alcanzando un nivel récord. Cabe señalar que las exportaciones provinciales registran un importante crecimiento en los últimos cuatro años, muy superior al del total del país: 113% vs. 26%, respectivamente.

Desde la Agencia ICOMEX de Inversiones y Comercio Exterior de La Pampa se ha puesto el foco en potenciar los beneficios regulatorios, fiscales y financieros para atraer integraciones productivas en rubros clave para expandir este entramado y para estimular la diversificación de la matriz económica pampeana.

La fórmula de beneficios para la inversión se apoya en las herramientas del Banco de La Pampa, quien financia los proyectos; del Fogapam, que ofrece las garantías para el acceso al crédito; del Ministerio de La Producción, que aporta su visión estratégica y subsidia 15 puntos de tasa de interés en sus diversas líneas crediticias y de la Universidad Nacional de La Pampa, que junto al resto de las instituciones conforman una mesa de evaluación de proyectos para dar sustento al plan de inversiones para la exportación. A estos incentivos se suman el programa de fortalecimiento del trabajo con subsidios para la contratación de personal, un paquete de incentivos fiscales que incluyen reducción de alícuotas del Impuesto sobre los Ingresos Brutos de hasta el 30% y la reduccion y/o eliminacion de los restantes impuestos provinciales para morigerar la carga fiscal, y los beneficios de la Zona Franca de General Pico, con una normativa tributaria especial, aduanera, cambiaria, de comercio exterior y de inversion de capitales con múltiples facilidades para la radicación de empresas.

Lo cierto es que los resultados de este trabajo han sido muy favorables: en 2021 logramos la concreción de 17 proyectos e Inversión Privados con una inversión estimada de $1.133 millones en la economía provincial, que permitieron la generación de 257 puestos de trabajo nuevos en la región, y proyectamos un crecimiento acorde para este 2022.

De acuerdo con la información de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con la guerra sobrevino una suba de los precios de los alimentos en el mundo como consecuencia de la escasez de oferta. Desde La Pampa tenemos una oportunidad solida y efectiva para contribuir a la expansión de los mercados argentinos en el exterior y aprovechar este contexto histórico. Es una oportunidad única: invertir en La Pampa para llegar al mundo.

Fuente: ambito.com