Roma – Ucrania creó dos corredores terrestres a través de Polonia y Rumania para exportar trigo y otros granos y evitar una crisis alimentaria mundial, frente a bloqueos por la guerra que ralentizan la cadena de suministro.

Así lo anunció ayer el viceministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Dmitro Senik, quien reiteró que la seguridad alimentaria mundial está en riesgo porque la invasión rusa ha detenido las exportaciones del cereal desde el mar Negro.

Ucrania también está en conversaciones con los Estados bálticos -Estonia, Letonia y Lituania- para agregar un tercer corredor para las exportaciones de alimentos, agregó Senik, según la prensa ucraniana.

El reto es titánico. En los próximos tres meses, se tendrían que sacar 20 millones de toneladas de trigo del país antes de que llegue la nueva cosecha y no haya más capacidad de almacenamiento en el país.

Esos intentos suponen un problema de costos, dado que las rutas terrestres por Polonia y Rumania encarecen el producto en comparación con la vía marítima y no resuelven la crisis.

Avisos

La ONU lanzó varias advertencias sobre el peligro de una crisis alimentaria mundial por la falta de exportaciones de Ucrania. Asimismo, la Unión Europea (UE) busca solucionar el problema, pero es complejo gestionar el transporte de enormes cantidades de trigo si la vía marítima está cerrada.

Rusia dijo estar dispuesta a garantizar las exportaciones de alimentos por vía marítima, pero para eso exigió que Ucrania desmine esos territorios, En tanto, para eso, Kiev reclama una retirada de las tropas invasoras.

Petr Obouchov, del Consejo Municipal de la ciudad portuaria de Odesa, avisó que la vía marítima no es segura, porque los rusos han atacado algunos navíos y porque, además, hay muchas minas submarinas frente a la costa. Incluso, dudó de un corredor marítimo humanitario como solución. “Aunque la guerra terminara hoy, se necesitaría por lo menos medio año para limpiar el mar y volver a activar los puertos”, dijo.

Normalmente, Ucrania transporta, a través de sus puertos, cerca de 6 millones de toneladas de cereales y granos por mes. Actualmente, los silos del país están llenos debido a la suspensión de las exportaciones.

En Odesa, además, hay 57 barcos anclados con más de un millón de toneladas de trigo a bordo. Ni siquiera los capitanes saben por cuánto tiempo se conservará la carga.

 Opciones

El puerto del Mar Negro más cercano es Constanta, en Rumania, a donde ya han llegado 240.000 toneladas de trigo ucraniano a través de barcos, trenes y camiones. De ahí, los granos son transportados a otros países. Y ese es un camino que se busca potenciar ahora. Pero no alcanza. Si se apela a trenes de carga, el dispositivo tropieza con el ancho de vías. Por razones históricas, en Rusia y Ucrania el ancho de vías es cerca de diez centímetros mayor que en el resto de Europa, por lo que habría que hacer traspaso de cargas.

El Gobierno de Polonia advirtió recientemente que su país solo tiene capacidad para transportar uno o dos millones de toneladas de trigo de Ucrania. Además, en las rutas de transporte hacia Occidente, hay atascos en las fronteras con tiempos de espera entre 16 y 30 días.

SÍMBOLO. Restos de un misil ruso yacen en medio de un campo de trigo en la región de Donetsk, que concentra hoy los combates en Ucrania.

Fuente: ambito.com