Junio será un mes intenso para  Uruguay. La Central Sindical prepara un plan de acción que culminará el 7 de julio con un paro general contra las políticas de Luis Lacalle Pou.

La PIT-CNT, comunicó en sus redes sociales: “Las trabajadoras y los trabajadores uruguayos estamos sufriendo una conflictividad a raíz de la pérdida salarial, la precariedad del trabajo, cierre de fábricas y, se suma, el aumento constante de las tarifas y precios de la canasta básica: carestía”.

“Ante estas situaciones nuestra respuesta siempre será unidad, solidaridad y lucha. Adherimos y convocamos a las movilizaciones que los sindicatos llevarán adelante y que confluyen en un Paro General Parcial del próximo 7/7 en defensa del trabajo de calidad y salario”, añadieron.

La agenda de reclamos incluye una marcha de trabajadores de la industria del 9 de junio, el 15 se manifestarán  los representante del sector de la Educación, el 22 la mesa sindical de Entes Autónomos y Servicios Descentralizados y por último, el 29 marcharán los obreros de la Construcción. El corolario de esta agenda será el paro general del 7 de julio. 

En este marco, LPO habló con el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, quien explicó que “todas las marchas que se vienen este mes será la previa al gran paro general donde desarrollaremos actos todos los Departamentos del país y en el área metropolitana habrá una movilización desde la Casa de Gobierno hasta el Parlamento en el momento donde se discute la rendición de cuentas”. 

Abdala planteó que “estas acciones se desarrollan en un contexto de aceleramiento del ajuste del capital contra el trabajo, hay un contexto de carestía y rebaja salarial y  dificultades en el trabajo de calidad. No es que no se estén generando empleos pero es absolutamente prevaricado y mal remunerados. El gobierno del capital piensan una reforma regresiva de la seguridad social, hay proyectos para cambiar la ley de negociación colectiva en detrimento de los trabajadores y en un cuadro donde naturalmente la disputa entre dos modelos de pais implica una agudización de la lucha de clases y el movimiento sindical que no solo analiza y contempla la realidad sino que es un actor de peso en la vida nacional tiene un mes y pico de importante movilización”. 

El líder sindical insiste que “el movimiento obrero levanta las banderas de la promoción de política activas y explícitas que promuevan el trabajo de calidad a favor de los sectores más vulnerables, que haya medidas de defensa del salario, finalizar procesos de privatización abiertos como pasa con el agua, reformas la seguridad social sin recortar derechos y abrir un cause que incluye un modelo de país más justo”. 

Abdala definió al gobierno de Lacalle Pou como “un gobierno con determinada composición social. Si tuviéramos que definir en detalle la fracción de clase dentro de los sectores dominantes en este Poder Ejecutivo son los vinculados a los agronegocios que se privilegian nuestra condición de dependencia aquellos que están ubicados en los sectores estratégicos de la exportación de materia prima y viene capturando un importante nivel de riqueza con o sin pandemia”. “Este gobierno de derecha cumple la función de procesar un ajuste contra los ingresos y derechos de las materias populares”, añadió.

Al margen de la conflictividad, Abdala aclara que existe diálogo con el oficialismo: “Es posible establecer que los mecanismos de diálogo con correctos, no habido problemas cuando él quiso dialogar con nosotros o nosotros con ellos, pero una cosa es el diálogo y otro los intereses que cada uno representa”. 

El sindicalismo uruguayo ha ganado terreno en la conducción del Frente Amplio, no sólo porque el actual presidente Fernando Pereira fue líder 6 años de la PIT-CNT sino también porque centralizó el referéndum contra la Ley de Urgente Consideración que terminó ganando el Gobierno por estrecho margen. 

“El movimiento obrero tiene un rol central en unir al pueblo y desarrollar una linea de alianzas amplias que junte a la enorme diversidad de representación de los sectores postergados por estas políticas y contribuir para que se pongan en práctica desde el punto de vista estratégico”, dijo al respecto Marcelo Abdala. 

Fuente: elcomercial.com