El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksiy Reznikov, dijo el jueves que los sistemas de misiles Harpoon, enviados por EEUU, fortalecieron las posiciones costeras del país.

“Nuestras defensas costeras se han fortalecido con los altamente efectivos sistemas Harpoon”, dijo.

“Junto con nuestros Neptunes, (un misil antibuque ucraniano), los Harpoons ya están obligando a la flota enemiga a mantener su distancia para evitar el destino del buque insignia de la Flota del Mar Negro de Rusia, el crucero de misiles Moska”.

En tanto, Reznikov pidió acelerar el suministro de armas pesadas y señaló que la situación en el frente sigue siendo difícil, ya que Ucrania pierde cada día hasta cien soldados, y otros 500 resultan heridos.

“Hemos demostrado que no tenemos miedo al Kremlin, a diferencia de muchos otros. Pero nosotros, como país, no podemos permitirnos el lujo de desangrarnos, perdiendo a nuestros mejores hijos e hijas”, dijo en un mensaje en Facebook.

Reznikov expresó su insatisfacción por el ritmo y los volúmenes de suministro de armas.

“Pero al mismo tiempo, estoy infinitamente agradecido a las naciones que nos apoyan, en particular, a Estados Unidos, Gran Bretaña, Polonia y nuestros amigos bálticos, así como a todos los demás países que ayudan a frenar el mal ruso”, subrayó.

Entre los objetivos que persigue su gobierno citó la obtención de una cantidad significativa de lanzacohetes múltiples MLRS y de munición y garantizar la sustitución completa de ciertos calibres de tipo soviético en plataformas comunes en los países de la OTAN y equipadas con munición.

Asimismo subrayó la necesidad de acordar con los socios la transición a suministros en forma de unidades integradas inmediatamente listas para realizar misiones de combate, desplegar centenares de unidades de vehículos blindados pesados y obtener aviones de combate y equipos de defensa aérea y antimisiles para proteger el cielo.

Ejercicios militares rusos en el Báltico

El jueves, decenas de barcos rusos participaron en ejercicios militares en el Mar Báltico, en medio de crecientes tensiones en esta zona estratégica donde la OTAN también está realizando maniobras.

“Como parte del ejercicio, los grupos navales tácticos de la Flota del Báltico abandonaron sus bases y se desplegaron en zonas específicas”, dijo el ministerio de Defensa ruso en un comunicado.

Según el ministerio, unos 60 buques y 40 aviones y helicópteros participan en las maniobras, que también se desarrollan en tierra en centros de entrenamiento del enclave ruso de Kaliningrado.

El martes, unos 20 buques rusos ya habían participado en un ejercicio en la zona.

La OTAN lleva a cabo desde el domingo sus propias maniobras navales anuales a gran escala en el Mar Báltico, denominadas “Baltops 22″, que durarán hasta el 17 de junio.

Fuente: elcomercial.com