Un hombre armado con un fusil irrumpió este miércoles en el campus de un centro médico de Tusla, Oklahoma, en EEUU, y abrió fuego contra las personas allí presentes, provocando 4 muertos y varios heridos, informaron las autoridades.

El capitán de la policía de Tulsa, Richard Meulenberg, precisó que el sospechosotambién perdió la vida, aunque no se dieron detalles si se suicidó a fue abatido pro fuerzas de seguridad. “Una escena catastrófica”, agregó el capitán de la policía al describir la tragedia.

“Podemos confirmar que 5 personas fallecieron, incluyendo el tirador, en una situación de tiroteo activo en el campus del hospital St. Francis. Funcionarios están todavía desalojando el edificio”, tuiteó la policía de Tulsa desde su cuenta oficial, agregando que ampliará la información.

La administración del presidente Joe Biden fue informada del tiroteo y ofreció en un comunicado apoyo a los funcionarios locales. El incidente es el último de una serie de mortales ataques de hombres armados en el último mes en Estados Unidos.

Hace poco más de una semana, un joven armado con un fusil de asalto AR-15 irrumpió en una escuela en Uvalde, Texas, y asesinó a 19 niños y dos maestras, antes de ser abatido por las fuerzas del orden.

El control al acceso a las armas de fuego en Estados Unidos, derecho garantizado por la segunda enmienda de la Constitución, enfrenta a una resistencia profunda por parte de la mayoría de los republicanos y algunos estados rurales demócratas.

Pero Biden, que visitó Uvalde el fin de semana, se comprometió a inicios de esta semana a “seguir presionando” por una reforma.

Fuente: ambito.com