El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, considera que el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, con sus declaraciones sobre el antisemitismo entre los judíos echa la culpa de los crímenes nazis al pueblo judío.

El jefe de Estado lo afirmó en un mensaje en vídeo, informa un corresponsal de Ukrinform.  

“…El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia dijo abiertamente y sin vergüenza que los mayores antisemitas supuestamente se encuentran entre los mismos judíos. Y que supuestamente Hitler tenía sangre judía. ¿Cómo podría decirse esto en vísperas del aniversario de la victoria sobre el nazismo? Estas palabras significan que el principal diplomático de Rusia está echando la culpa de los crímenes nazis al pueblo judío. No hay palabras”, dijo Zelensky.  

Señaló que hubo un gran escándalo en Israel por las declaraciones de Lavrov, pero Moscú guarda silencio.  

“Entonces, están de acuerdo con lo que dijo su ministro de Relaciones Exteriores”, dijo el jefe de Estado ucraniano.  

El presidente señaló que después del ataque con misiles rusos a Babi Yar en Kyiv, después de que los bombardeos dañaran el lugar de los tiroteos masivos en Drobytsky Yar cerca de Járkiv, después de la muerte de los sobrevivientes rusos de la ocupación nazi y los campos de concentración, tal ataque antisemita por parte del ministro ruso significa que todas las lecciones de la Segunda Guerra Mundial habían sido olvidadas por los dirigentes rusos.  

“Tal vez nunca aprendieron esas lecciones. Entonces, la pregunta es, ¿se quedará el embajador israelí en Moscú, sabiendo su nueva posición? ¿Se mantendrán las relaciones con Rusia como siempre? Porque no es casual. No es casualidad que el ministro ruso sea un “gran experto en hitlerismo”, dijo Zelensky.  

También dijo que no es casualidad que los agresores rusos establezcan los llamados “campos de filtración” en suelo ucraniano, a través de los cuales pasan miles de ucranianos, donde las personas son asesinadas, torturadas y violadas.  

No es casual que, según el presidente, los rusos capturen a civiles y los tomen como rehenes o los deporten como mano de obra gratuita, y no es coincidencia que Rusia esté librando una llamada guerra total para destruir todos los seres vivos.  

“Para hacerlo, uno debe rechazar por completo la moral y los logros de los vencedores del nazismo. Pero si esas personas están en el gobierno ruso, no significa que pueden juzgar a otros en Europa o en el mundo por ellos mismos”, enfatizó Zelensky.  

Como se informó, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo en una entrevista con la compañía de televisión italiana Mediaset que Hitler tenía sangre judía y que “los antisemitas más rabiosos suelen ser judíos”.  

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid, calificó las palabras del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia de indignantes e imperdonables. 

Fuente: ukrinform