La Organización Mundial de la Salud (OMS) está elaborando nuevas orientaciones para los países sobre cómo mitigar la propagación de la viruela del mono, ante la preocupación de que los casos puedan aumentar en el verano, dijo a Reuters uno de los principales asesores de la agencia de la ONU.

El supuesto del trabajo de la OMS, basada en los casos identificados hasta ahora, es que el brote está siendo impulsado por el contacto sexual, aseguró David Heymann, presidente del Grupo Asesor Estratégico y Técnico de la OMS sobre Peligros Infecciosos con Potencial Pandémico y Epidémico.

La viruela del mono es una enfermedad infecciosa que suele ser leve y además es endémica en algunas partes de África occidental y central. Se propaga por contacto estrecho, que significa que puede contenerse con relativa facilidad mediante medidas como el autoaislamiento y la higiene una vez que se identifica un nuevo caso.

El brote en 11 países donde no es endémico es muy inusual, según los científicos. Se han registrado más de 100 casos confirmados o sospechosos, la mayoría de ellos en Europa. Heymann, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, expresó que es probable que los expertos den más orientaciones a los países en los próximos días.

Las autoridades sanitarias de varios países advirtieron que los casos podrían aumentar aún más por las reuniones y festivales del verano. “Lo que parece estar ocurriendo ahora es que se ha introducido en la población de una forma sexual, de una forma genital, y se está propagando como las infecciones de transmisión sexual, lo que ha amplificado su transmisión en el mundo”, dijo Heymann.

La reunión de la OMS se convocó “por la urgencia de la situación”. El comité no es el grupo que sugeriría declarar una emergencia de salud pública de interés internacional, la forma más alta de alerta de la OMS, que actualmente se aplica a la pandemia de Covid-19.

En su lugar, Heymann aseguró que el comité internacional de expertos, que se reunió por videoconferencia, revisó lo que había que estudiar sobre el brote y cómo comunicarlo al público, incluyendo si hay alguna propagación asintomática, quiénes están en mayor riesgo y cuáles son las diversas vías de transmisión.

Viruela del mono.

Fuente: ambito.com