Luego del feroz tiroteo en una escuela primaria de Texas, Estados Unidos, que dejó 19 niños y 2 adultos muertos, se pronunció Elon Musk, el hombre más rico del planeta. Y lo hizo a favor de la portación de armas. 

El director ejecutivo de Tesla, no obstante, pidió a las autoridades a “estrictas” verificaciones de antecedentes para todas los civiles que deseen comprar armas de fuego. 

Musk solicitó “controles estrictos de antecedentes” en los negocios de armas, dijo Musk, según ha publicado CNBC. Para él, hay que limitar las ventas de rifles de asalto sólo para dueños de campos de tiro o quienes viven en un “lugar de alto riesgo” donde hay “guerra de pandillas”. 

En su comunicación, el multimillonario echó culpas al periodismo por ofrecer a los “asesinos en masa” la cobertura que anhelan al cubrir los tiroteos.

Fuente: mdzol.com