Un total de 243 niños han muerto y más de 444 han resultado heridos en Ucrania desde que comenzó la invasión rusa el 24 de febrero.

Así lo afirma un comunicado de la Oficina del Fiscal General, publicado en Telegram, informa Ukrinform.

“Hasta la mañana del 30 de mayo de 2022, más de 687 niños se vieron afectados en Ucrania como resultado de la agresión armada de la Federación Rusa. Según datos oficiales de los fiscales de menores, 243 niños murieron y más de 444 resultaron heridos”, dice el comunicado.

Según la Oficina del Fiscal General, los datos no son definitivos, ya que están siendo investigados en las áreas de hostilidades, áreas temporalmente ocupadas y liberadas.

Se señala que el mayor número de niños muertos y heridos se registra en la región de Donetsk (153), la región de Kyiv (116), la región de Járkiv (109), la región de Cherníguiv (68), la región de Lugansk (52), la región de Jersón (52), la región de Mykoláiv (47), la región de Zaporiyia (29), la región de Sumy (17), la ciudad de Kyiv (16), y la región de Zhytómyr (15).

El 29 de mayo, una niña de 9 años murió como resultado del bombardeo de artillería del enemigo en la aldea de Myroliúbivka, distrito de Jérsón, región de Jérsón. Otros dos niños, un bebé de 7 meses y una niña de 5 años, resultaron heridos.

El 26 de mayo, un adolescente de 16 años resultó herido en un bombardeo de las tropas rusas en Lysychansk, región de Lugansk.

El 25 de mayo, un niño de 3 años resultó herido en un bombardeo del pueblo de Studenok, distrito de Izium, región de Járkiv.

Además, un total de 1.888 instituciones educativas resultaron dañadas en Ucrania como resultado de los ataques aéreos y con artillería diarios de Rusia, y 180 de ellas fueron destruidas por completo.

Fuente: ukrinform