El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia advirtió este martes del número “catastrófico” de niños gravemente desnutridos en el mundo debido a las consecuencias de la pandemia y el conflicto armado en Ucrania, entre otras causas.

La directora ejecutiva de Unicef, Catherine Russell, declaró que, antes del operativo ruso en Ucrania, conflictos, perturbaciones climáticas y la pandemia “causaron estragos en la capacidad de las familias para alimentar a sus hijos”.

“El mundo se está convirtiendo rápidamente en un verdadero polvorín de muertes evitables de niños y niños que sufren emaciación”, destacó.

En ese contexto, el organismo destacó que se espera que el precio de la comida terapéutica, usada para mejorar el estado de los menores desnutridos, crezca hasta un 16% durante los próximos 6 meses. “Esto puede dejar a hasta 600.000 niños adicionales sin acceso al tratamiento que salva la vida en los niveles de gasto actuales. También se espera que los precios de envío y entrega sigan siendo elevados”, señaló.

La agencia indicó que la combinación de perturbaciones globales, como “la guerra en Ucrania, economías que lidian con la recuperación tras la pandemia y condiciones de sequía persistentes en algunos países debido al cambio climático, crean las condiciones para el aumento de nivel de emaciación grave.

Fuente: actualidad.rt.com