La Corte Suprema de los Estados Unidos, de mayoría conservadora, se apresta a derogar el histórico fallo Roe vs Wade, que consagra el derecho al aborto en el país desde 1973, según un borrador de opinión mayoritaria que este lunes reveló Político.

El borrador, escrito por el juez Samuel Alito, es de febrero y circuló dentro de la Corte. El hecho de que se haya filtrado –es la primera vez que sucede algo así—muestra lo polémico que es este tema y toda la controversia que traerá.

El borrador, que es la opinión de la mayoría, es un repudio total e inquebrantable de la decisión de 1973 que garantizó las protecciones constitucionales federales de los derechos al aborto y una decisión posterior de 1992 – Planned Parenthood v. Casey – que mantuvo en gran medida el derecho.

“Roe estaba terriblemente equivocado desde el principio”, escribe Alito.

“Sostenemos que Roe y Casey deben ser anulados”, escribe en el documento, etiquetado como la “Opinión de la Corte”. “Es hora de prestar atención a la Constitución y devolver el tema del aborto a los representantes elegidos por el pueblo”, según el documento que publicó Político.

Las deliberaciones sobre casos controvertidos han sido fluidas en el pasado. Los jueces pueden, y a veces lo hacen, cambiar sus votos a medida que circulan los proyectos de opinión y las decisiones importantes pueden estar sujetas a múltiples borradores y negociación de votos, a veces hasta pocos días antes de que se dé a conocer una decisión. La decisión del tribunal no será definitiva hasta que se publique, probablemente en los próximos dos meses.

Inédito filtración en la historia judicial

Pero era un tema que ya venía tratando esta Corte, que tiene mayoría conservadora desde que el ex presidente Donald Trump inclinó la balanza colocando dos magistrados.

El impacto inmediato del fallo sería poner fin a una garantía de medio siglo de protección constitucional federal del derecho al aborto y permitir que cada estado decida si lo restringe o lo prohíbe. Así, cada estado podría tomar sus propias decisiones sobre el aborto.

La anulación de Roe conduciría casi de inmediato a límites más estrictos en el acceso al aborto en grandes franjas del sur y el medio oeste, con aproximadamente la mitad de los estados listos para imponer inmediatamente amplias prohibiciones al aborto. Cualquier estado aún podría permitir legalmente el procedimiento.

Ningún proyecto de decisión en la historia moderna del tribunal ha sido divulgado públicamente mientras un caso aún estaba pendiente, por lo que la primicia de Político es de gran significancia. La revelación sin precedentes está destinada a intensificar el debate sobre lo que ya era el caso más controvertido en este período de sesiones de la Corte.

El proyecto de opinión ofrece una ventana extraordinaria a las deliberaciones de los jueces en uno de los casos más importantes ante el tribunal en las últimas cinco décadas.

Algunos expertos de la Corte predijeron que la mayoría conservadora cortaría el derecho al aborto sin anular rotundamente un precedente de 49 años. El borrador muestra que el tribunal quiere ir más allá y está buscando rechazar la lógica y las protecciones legales del fallo.

Una persona familiarizada con las deliberaciones de la Corte dijo a Político que cuatro de los otros jueces designados por los republicanos, Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, habían votado con Alito en la conferencia celebrada entre los jueces después de escuchar los argumentos orales en diciembre, y que la alineación permanece sin cambios a partir de esta semana.

Los tres jueces designados por los demócratas, Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan, están trabajando en una o más disidencias. No está claro cómo votará finalmente el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, y si se unirá a una opinión ya escrita o redactará la suya propia.

Si se adopta el borrador, la Corte fallaría a favor de Mississippi, que intenta prohibir la mayoría de los abortos después de las 15 semanas de embarazo.

Desde la Corte no hicieron comentarios sobre el borrador, que los expertos consideraron como auténtico. El proyecto de opinión tiene 98 páginas, incluido un apéndice de 31 páginas de las leyes estatales históricas sobre el aborto. El documento está repleto de citas a decisiones judiciales anteriores, libros y otras autoridades, e incluye 118 notas a pie de página.

La divulgación del proyecto de opinión mayoritaria de Alito, una rara violación del secreto de la Corte Suprema y la tradición de secreto sobre sus deliberaciones, se produce cuando todas las partes en el debate sobre el aborto se están preparando para el fallo. La especulación sobre la inminente decisión ha sido intensa desde que los argumentos orales de diciembre indicaron que una mayoría estaba inclinada a apoyar la ley de Mississippi.

“La conclusión ineludible es que el derecho al aborto no está profundamente arraigado en la historia y las tradiciones de la Nación”, escribe Alito.

El sesgo de Alito a Roe y el respaldo de al menos otros cuatro jueces para esa crítica implacable también es una medida del giro a la derecha de la Corte en las últimas décadas. Roe se decidió 7-2 en 1973, con cinco designados republicanos que se unieron a dos jueces nominados por presidentes demócratas.

“La Constitución no prohíbe a los ciudadanos de cada Estado regular o prohibir el aborto”, se lee en el borrador, que concluye:”Roe y Casey se arrogaron esa autoridad. Ahora anulamos esas decisiones y devolvemos esa autoridad al pueblo y a sus representantes electos”.

Fuente: elcomercial.com