El desafío de ampliar la canasta exportable tiene a la industria como un actor central. Pero la inserción internacional requiere de mejoras en la competitividad. En esa tarea, aparecen una serie de dificultades que deben sortearse con políticas sectoriales. Entre ellas, la escasez de laboratorios para certificar la calidad de los productos manufacturados. Para acelerar ese proceso, el Gobierno lanzó un plan específico que promoverá la instalación y el acceso a la infraestructura de los mismos mediante Aportes No Reembolsables.

El Ministerio de Desarrollo Productivo difundió un dato que es elocuente: actualmente, Argentina tiene menos de 150 laboratorios de ensayo y calibración acreditados por el Organismo Nacional mientras que, dentro de la región, México cuenta con 2.400 y Colombia con 1.100. Según explicaron, esto se debe a limitaciones como la escasa demanda en el mercado interno y el alto costo.

Esto trae aún más complicaciones si se toma en cuenta que Argentina es el octavo país del mundo en extensión territorial y tiene su industria localizada en distintas regiones. Sobre este punto, Leandro Mora Alfonsín, director de Desarrollo Regional y Sectorial, a cargo del programa, dijo a Ámbito: “Será una política con criterio federal, para que las empresas de las distintas provincias no tengan que irse lejos para certificar sus productos, o que no se tengan que ir a otros países limítrofes como sucede hoy”.

El Programa de Fortalecimiento de Calidad tiene por objetivo revertir la situación actual para que más cantidad de empresas puedan exportar al mundo. Con ese foco, se otorgarán Aportes No Reembolsables por hasta un 70% de los gastos vinculados a la acreditación o reacreditación de los laboratorios nacionales y a la extensión de alcances frente al Organismo Argentino de Acreditación. “La infraestructura del sistema de calidad argentino tiene décadas de abandono, hoy tenemos el primer componente del plan en la calle. Con esto se cuida a los consumidores y se pueden ganar mercados”, dijo Mora Alfonsín

Para acceder a este beneficio, los laboratorios solicitantes deberán estar dentro del Registro Nacional de Certificadoras y Laboratorios de Ensayo y Calibración y en el Registro Único de la Matriz Productiva. Según informaron desde la Secretaría de Industria, Comercio Exterior y Economía del Conocimiento “se priorizarán aquellos proyectos que generen un impacto en la cadena de valor de los sectores productivos, que posean capacidad de exportación de servicios de ensayo y de calibración, que promuevan la federalización de la infraestructura de la calidad y que acrediten ensayos con potencial exportador o que generen un impacto en la sustentabilidad ambiental”.

El anuncio, se realizó en Mar del Plata durante una recorrida de la división de análisis clínicos del laboratorio Fares Taie que se especializa en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de enfermedades. La presentación fue encabezada por el secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, y la subsecretaria de Industria, Julieta Loustau. También participaron del evento el director nacional de Desarrollo Regional y Sectorial, Leandro Mora Alfonsín; la directora de Desarrollo Sectorial, Mariángel Ghilardi Sierra; el coordinador del Plan Calidad Argentina, Pablo Barreto; el presidente del Organismo Argentino de Acreditación (OAA), Marcelo Kloster, entre otros.

Fuente: ambito.com