“El caso de Pecci es un mensaje para las personas que trabajan contra el crimen organizado; es un mensaje grave contra nosotros: que dónde sea que estemos, no importa si no nos conocen, ellos pueden llegar”, dijo a Infobae Irma Llano Pereira, fiscal delegada de la Unidad Especializada de Delitos Informáticos del Ministerio Público de Paraguay.

“Esto demuestra que el crimen organizado tiene tentáculos en toda la región y no podemos bajar la guardia”, agregó.

El fiscal antimafia Marcelo Pecci, uno de los más respetados de Paraguay, fue asesinado el 10 de mayo a tiros en una isla de Colombia, a donde había viajado junto a su esposa de luna de miel. Una semana después, el alcalde de la ciudad de Pedro Juan Caballero, José Carlos Acevedo, fue atacado por desconocidos en un auto. Permanece en estado crítico tras recibir siete impactos de bala.

Pecci se convirtió en el símbolo de la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico en Paraguay. Había investigado a los grupos criminales de origen brasileño Primeiro Comando Capital (PCC) y Comando Vermelho (CV), además de lavadores de dinero libaneses de la Triple Frontera con Brasil y Argentina. También estuvo a cargo de casos de alto perfil, como el secuestro y asesinato en 2005 de Cecilia Cubas, hija del ex presidente paraguayo Raúl Cubas, y el enjuiciamiento en 2020 del astro retirado del fútbol brasileño Ronaldinho, detenido en Asunción por falsificación de pasaporte paraguayo.

Acevedo es miembro del Partido Liberal Radical Auténtico, PLRA. Un funcionario de la intendencia, en declaraciones al diario ABC, señaló que Acevedo realiza una lucha frontal contra el narcotráfico en Pedro Juan Caballero, dominado por Primer Comando de la Capital, el mayor grupo criminal brasileño.

Cuando habló con Infobae, Irma Llano Pereira volvía de varias reuniones en Washington, Estados Unidos. Prefiere mantener en reserva los encuentros en los que participó y las personas con las que se reunió, pero accede a hablar sobre su diálogo con el secretario general de la OEA, Luis Almagro, con quien se reunió “para pedir cooperación para fortalecer el Ministerio Público de Paraguay, para estar en igualdad de condiciones que los criminales, que siempre están un paso adelante”.

Por su parte, el diplomático volcó en Twitter su apoyo a la causa de la fiscal: “Reiteramos nuestro compromiso de apoyo al Ministerio Público en sus investigaciones contra el crimen organizado y el narcotráfico”, escribió en un posteo que acompañó con una foto de su encuentro con la fiscal.

“Tenemos que trabajar a niver transnacional para fortalecer los contactos 24/7″, dijo la fiscal a Infobae. “Poque con estos casos se demuestra que a nivel mundial los fiscales pueden estar siendo monitoreados”.

Y fue contundente: “Esto no puede quedar impune. Atentar contra Pecci es ir contra tedos nosotros. Yo no tengo miedo. Quizás estaba con miedo con mis propias investigaciones, pero después del miedo viene el coraje. Y el coraje nos permite estar más fuertes y firmes en nuestras luchas”.

La OEA repudió el asesinato del fiscal paraguayo y pidió “una rápida investigación”.

“Su asesinato es un doloroso recordatorio de una de las grandes amenazas que se cierne sobre las Américas y avanza a pasos agigantados en los últimos años: la violencia del crimen organizado que intenta imponerse al estado de derecho”, dijo Almagro. “Para combatir el crimen organizado requerimos más y mejor democracia, instituciones sólidas que aseguren el imperio de la ley”, dijo con unanimidad la organización.

El caso Pecci

El fiscal antimafia Marcelo Pecci, uno de los más respetados de Paraguay

El homicidio ocurrió el pasado martes 10 de mayo, a las 10:45 de la mañana, mientras el fiscal se encontraba con su flamante esposa en la playa de Barú, cerca al hotel Decameron, en Cartagena. Pecci murió en el hospital luego de ser baleado por dos personas que se acercaron en una moto acuática.

Para la Policía Nacional de Colombia, un sistema de crimen organizado trasnacional podría estar detrás del asesinato de Pecci. “El crimen fue un magnicidio contra la justicia cometido por un sistema de crimen organizado trasnacional con alta planeación e inversión de recursos para cometer este hecho”, dijo el general Jorge Luis Vargas, director general de la Policía Nacional de Colombia, a medios locales. La primera hipótesis de las autoridades indica que el hecho tendría que ver con las investigaciones que adelantaba el fiscal contra el terrorismo internacional.

“El presunto autor, que aparece en el retrato hablado y la imagen del afiche, tiene acento caribeño, tez trigueña y mide 1,74 metros”, se lee en el comunicado de Vargas sobre uno de los sospechosos, que, como explica el comandante de la Policía de Paraguay, Gilberto Fleitas, “se presume que de las causas que llevaba adelante, algún extranjero con condena importante en el país podría ser la causa del crimen, pero eso con el tiempo únicamente vamos a dilucidar”.

En un video, que ya está en manos de las autoridades, se ve a los presuntos sicarios negociando el alquiler de la moto acuática que, momentos después, usarían para huir de la escena del asesinato. En los registros de las cámaras de seguridad del lugar se ve la cara de uno de los hombres. Usando sombrero y gafas negras, para cubrir su rostro, aparece en la grabación haciendo la transacción.

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, viajó a Asunción que las investigaciones sobre el crimen del fiscal están “bastante avanzadas”, y que “e sigue trabajando de manera coordinada con las autoridades de investigación de los Estados Unidos y de otros países”.

El caso Acevedo

José Carlos Acevedo

Acevedo continúa en estado crítico e internado en una clínica privada. El jefe comunal recibió siete disparos -cuatro de ellos impactaron en su cuello- y fue trasladado de urgencia al centro de salud Viva Bien, donde los médicos lograron revivirlo tras sufrir un paro cardiorrespiratorio.

El intendente se retiraba a las 16.30 de una reunión de la Junta Municipal en donde participaron varios concejales y estaba a bordo de su camioneta Mercedes Benz cuando fue atacado por tres sicarios con una ráfaga de disparos, según consignaron medios locales.

Fleitas señaló a radio Monumental 1080 AM que “hay avances muy importantes” de los investigadores sobre el ataque. Los investigadores estarían siguiendo la ruta del arma que se habría utilizado para atentar contra Acevedo.

Marcelo Pecci fue asesinado en una playa del Caribe colombiano

Fuente: elcomercial.com