Una investigación científica financiada por el fabricante de coches eléctricos Tesla ha desarrollado un nuevo tipo de batería a base de níquel, para ese tipo de automóviles, que tendría una vida útil de hasta 100 años, según un reciente estudio publicado en la revista Journal of The Electrochemical Society.

La nueva batería, denominada ‘NMC532’, fue desarrollada por un equipo de científicos de la Universidad de Dalhousie (Canadá). Los principales componentes del acumulador son níquel, manganeso, cobalto y grafito. En base a las pruebas realizadas, los investigadores aseguran que la nueva batería ofrece “una capacidad superior de retención” en comparación con las de litio-ferrofosfato (LFP), que se usan actualmente en los vehículos eléctricos.

“Estas baterías, particularmente las equilibradas y cargadas a 3,8 vatios, muestran mayor eficiencia, menos pérdida de capacidad y una densidad de energía mayor comparada con las LFP”, destaca el documento. Además, los investigadores señalan que tras casi 2.000 ciclos de carga y descarga la NMC532 no se degradó, por lo que sugieren que podría tener una vida útil cercana a un siglo si la temperatura de operación se mantiene controlada a 25 °C.

La duración de las baterías actuales
Este nuevo tipo de batería podría, en última instancia, reducir los costos de fabricación y reducir significativamente la huella de la industria de los vehículos eléctricos en el medioambiente, reporta el diario Independent.

Se estima que las baterías de los modelos actuales de Tesla duran aproximadamente 322.000 kilómetros, o más de 20 años, antes de que la capacidad de carga comience a disminuir en más del 20 %.

Fuente: actualidad.rt.com