El Big Bang es ampliamente aceptado como el comienzo de todo lo que vemos a nuestro alrededor.

Pero un nuevo estudio sugiere que el principio del fin podría llegar ‘notablemente’ pronto, cuando los 13.800 millones de años de expansión del universo se detengan abruptamente.

Los investigadores creen que podría entrar en una era de contracción lenta que terminará dentro de miles de millones de años con la muerte, o posiblemente el renacimiento, del tiempo y el espacio.

En un nuevo artículo, los científicos de la Universidad de Princeton utilizaron observaciones previas de la expansión cósmica para tratar de modelar la energía oscura, una fuerza misteriosa que constituye alrededor del 70 por ciento del universo.

La fuerza repelente parece estar causando que el cosmos se expanda cada vez más rápido, pero los expertos creen que su influencia ahora puede estar debilitándose.

Según su modelo, la aceleración del universo podría terminar rápidamente dentro de los próximos 65 millones de años; luego, dentro de 100 millones de años, el universo podría dejar de expandirse por completo y comenzar a contraerse.

Esto provocaría un ‘gran crujido’ y todo podría suceder ‘notablemente’ rápido, según el coautor del estudio Paul Steinhardt, director del Centro de Ciencias Teóricas de Princeton en la Universidad de Princeton en Nueva Jersey.

El Big Bang es ampliamente aceptado como el comienzo de todo lo que vemos a nuestro alrededor. Pero un nuevo estudio sugiere que el principio del fin podría llegar ‘notablemente’ pronto, cuando los 13.800 millones de años de expansión del universo se detengan abruptamente (imagen de archivo).

Fuente: ambito.com