Las fuerzas ucranianas recuperaron el control de “toda la región de Kiev” tras el repliegue de las fuerzas rusas de ciudades estratégicas cerca de la capital, anunció este sábado la viceministra ucraniana de Defensa, Ganna Maliar.

Las localidades de “Irpin, Bucha, Gostómel y toda la región de Kiev fueron liberadas del invasor”, aseguró Maliar en Facebook.

Además, el vocero presidencial Oleksii Arestovich informó el sábado que las fuerzas militares recuperaron más de una treintena de poblaciones de la región que rodea Kiev.

En efecto, en el centro de Kiev hoy se respiraba cierta tranquilidad, aunque las alarmas antiaéreas sonaron un par de veces en la tarde, con más gente paseando por la calle y más cafeterías abiertas, sin que haya disminuido la presencia militar ni se hayan retirado las numerosas barricadas.

“No nos hagamos ilusiones. Sigue habiendo intensos combates en el sur, por Mariupol, por el este de Ucrania”, explicó el portavoz. Además, Arestovich ha destacado que las tropas ucranianas están siendo capaces de mantener la línea del frente en el este del país.

Las fuerzas rusas se han retirado también del aeropuerto Antonov de Gostomel, donde habían permanecido atrincheradas durante varias semanas, informó el Ministerio de Defensa ucraniano.

Estos avances ucranianos encajarían con la declaración de Moscú de que desistiría de su ofensiva en la región de Kiev y de Chernígov para concentrarse en el este del país.

Mientras tanto, las tropas rusas siguieron el sábado avanzando en el Donbás, en el este de Ucrania y donde el Ejército ucraniano resiste las acometidas de la artillería y la aviación rusas, cuyo objetivo es conquistar todo el territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk, mientras Kiev logra respirar con cierta tranquilidad tras más de un mes de asedio.

“Las fuerzas rusas se están concentrando en Donbás, hacia Járkov, y se están preparando para ataques aún más poderosos”, declaró el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, en un mensaje de vídeo difundido online.

Desde la mañana, las milicias prorrusas de Donetsk tomaron parcialmente la localidad de Novobájtumovka, ubicada al norte de la capital regional, tras enfrentarse a unidades de la 25 brigada aerotransportada del Ejército ucraniano, según informó el Ministerio de Defensa ruso en su parte matutino.

El portavoz de la entidad castrense rusa, Igor Konashénkov, señaló que las milicias habrían causado hasta 40 bajas a las tropas ucranianas, además de destruir un pelotón de tanques, dos pelotones de infantería motorizada, y una batería de morteros.

La parte rusa informó también del derribo de dos helicópteros Mi-24 ucranianos, uno en la región de Sumy, al sur de Járkov, y otro al norte de la ciudad portuaria de Mariúpol, que resiste desde hace cerca de un mes el asedio de las tropas rusas, todo en el este del país.Por su parte, las milicias de Lugansk continuaron su ofensiva y bloquearon por el este y el sur la localidad de Borovskoye, y causaron a las fuerzas ucranianas unas 30 bajas, además de destruir 5 blindados, según el parte vespertino militar ruso.

Fuente: elcomercial.com