El ministro Jorge Taiana junto a los funcionarios del área de producción para la defensa se presentan mañana en el Pabellón Argentina de la Feria Internacional del Aire y el Espacio (FIDAE). La presencia representa un apoyo significativo a la industria aeroespacial criolla en su versión pública; la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) y el Invap, como privada; empresas de la Cámara Argentina Aeronáutica y Espacial (CArAE) participantes en la feria. La muestra es en la Base Aérea Pudahuel, en el sector norte del Aeropuerto Arturo Merino, de Santiago, Chile.

Arrancó ayer y finaliza el 10 de abril, con los cuatro primeros días dedicados a la feria comercial (interesados en negocios del sector) y los últimos dos al público en general. FIDAE es una exposición internacional de frecuencia bianual, en esta edición cuenta con más de 400 expositores y más de 200 delegaciones de 50 países, una oportunidad para exhibir y tentar interesados en los productos y servicios aeroespaciales del país.

Defensa apuesta a promocionar la exportación del avión insignia de FAdeA. Se exhibirán dos aeronaves IA-63 Pampa III Bloque II, -la última versión del jet entrenador-, en muestra estática y en vuelo mostrando sus cualidades operativas, se presentará el nuevo producto en entrenadores primarios, el monomotor IA-100 Malvina. Clientes regionales históricos que manifestaron cierto interés en el Pampa podrán apreciar las novedades tecnológicas incorporadas a la versión Bloque II, un software que recrea sensores y armamento y permite simular combates aire-aire y misiones aire-tierra, incorpora un sistema de comunicación entre las aeronaves en vuelo con tecnología de última generación, incluye la sustitución de componentes estratégicos para favorecer su producción, mantenimiento y operación, mediante la incorporación de sistemas nacionales e importados.

El impulso dado a la participación de pymes que producen partes y conjuntos nacionales del Pampa impactó en un precio más competitivo del avión y el consiguiente recupero de los dólares invertidos en partes importadas. Al calor de la política de desarrollo de proveedores nacionales se ha logrado integrar cerca del 19 por ciento de componentes nacionales en reemplazo de los importados, alcanzar ése nivel llevó más de una década, quizá haya que revisar la gestión del área involucrada en la tarea.

El programa Pampa no puede esperar. Daniela Castro, secretaria de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa, de ella se trata, cuenta con una herramienta legislativa potente, la ley del Fondef (Fondo Nacional de la Defensa) que garantiza los recursos para equipamiento militar y desarrollo de la capacidad industrial del sector pero no sintoniza los tiempos de gestión en una actividad donde la cadencia de producción de una aeronave es una de las claves del éxito de la venta. La pandemia afectó los tiempos de producción del Pampa (no hay planta en el mundo que no sufriera el mismo impacto) pero superado el pico FAdeA continúa en ralentí a pesar del esfuerzo de ingenieros, técnicos y operarios. Otra pata ausente es la promulgación de una Ley de Offset que logre el desarrollo tecnológico nacional, demanda de las pymes proveedores de FAdeA y del Invap que fue receptada por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas meses atrás y el borrador duerme en oficinas de la secretaria Castro. Versiones anteriores del mismo proyecto redactadas en el gobierno de Macri tampoco llegaron al Congreso. El offset es un mecanismo legal de compensaciones en transferencia de tecnología, servicios, contrataciones locales por grandes compras al extranjero. Permite maximizar la utilización del dinero público (el que sale del bolsillo de los contribuyentes en sus impuestos) y convertir la inversión estatal en un incentivo a la capacidad productiva del país y las empresas en un área de alta complejidad como la aeroespacial.

FAdeA también expondrá la capacidad y experiencia en el diseño y fabricación de aeroestructuras. Como socio y proveedor de Embraer en el programa del avión de transporte militar KC-390, produce seis conjuntos principales para esa aeronave de la Fuerza Aérea brasileña. La Fuerza Aérea Argentina desplegó uno de los cuatro Hércules C-130 modernizado en la planta cordobesa exponente de la certificación de la planta como centro de servicio autorizado por la compañía Lockheed Martin para brindar mantenimiento a ese tipo de aeronaves. El Invap trasladó un radar INVAP RPA-170M con su equipo técnico y de operadores. Es un radar táctico móvil de defensa aérea 3D de mediano alcance de última generación, diseñado para misiones de control y defensa aérea para blancos de baja velocidad y cota baja, el tipo de vuelo empleado en delitos de incursión de fronteras (contrabando, narcotráfico, trata de personas y otros.

Jorge Taiana mostrará en la base aérea de Pudahuel, en Santiago, Chile, el IA-63 Pampa-.

Fuente: ambito.com