Tras la sorpresiva compra del 9,2% de participación de Twitter por parte de Elon Musk, un documento de la Comisión de Bolsa y Valores de EEUU (SEC) echó luz sobre cómo se llevó a cabo una de las operaciones financieras del año.

Musk invirtió casi u$s2650 millones en comprar acciones de Twitter en tramos frecuentes, repartidos en 43 días, según señaló el formulario 13D presentado ante la SEC.

El formulario 13D, presentado después del formulario 13G (que presentan los inversores que tienen la intención de asumir un papel pasivo) en un lapso de dos días, muestra que Musk ya tenía la intención de asumir un papel más activo en Twitter.

El CEO de Tesla y SpaceX el día de ayer fue nombrado miembro de la junta directiva de Twitter el martes, según el formulario 8-K presentado ante la SEC.

Según indicó la Comisión Nacional de Bolsa y Valores (SEC), “durante un tiempo que el señor Musk sea parte de la junta y hasta 90 días después, el señor Musk no podrá en ningún momento ser el propietario de más del 14,9% de la compañía ya sea en solitario o como parte de un grupo”.

La presentación tuvo lugar después de publicarse un análisis de Reuters que decía que Musk podría tener problemas regulatorios por presentar documentación incorrecta y no cumplir con una fecha límite de divulgación clave.

Actualmente, Musk posee una participación del 9,2% en Twitter y bromeó con que presionará para provocar cambios en la empresa de redes sociales, incluida la posible inclusión de un “botón de edición” en su plataforma. Con esta adquisición, Elon Musk se convirtió en el máximo accionista de Twitter, por delante del grupo Vanguard (8,79%) o de Morgan Stanley (8,76%).

Los usuarios de Twitter también le piden que tome medidas contra las numerosas estafas de Bitcoin y Dogecoin que se observan en la plataforma. El movimiento de los precios las acciones de Twitter cerraron un 2% al alza en los u$s50,98 el miércoles, según datos de Benzinga Pro.

Fuente: ambito.com