En la mañana del 22 de abril, los invasores rusos comenzaron a bombardear la planta metalúrgica de Azovstal en Mariupol con los sistemas Grad, mientras ofrecían un “corredor verde”.

El asesor del alcalde de Mariupol, Petro Andryushchenko, lo informó vía Telegram, informa Ukrinform.  

Por la mañana, los rusos comenzaron a bombardear el territorio de Azovstal con los sistemas Grad, mientras ofrecían un ‘corredor verde’. Eso sí, la propaganda opta por silenciar la presencia de más de 1.000 civiles, contra los que abren fuego en primer lugar. Y todo ello va acompañado por el registro de los propios crímenes. El ‘corredor verde’ de los rusos es el ‘corredor de la muerte’”, escribió Andryushchenko.  

Como informó Ukrinform, hay alrededor de 1.000 civiles y, también, militares ucranianos en el territorio de la planta de Azovstal en Mariupol, incluidos alrededor de 500 heridos. Las autoridades ucranianas exigen que los rusos permiten un corredor humanitario urgente desde la planta metalúrgica.  

La agresión de Rusia ha provocado una de las mayores catástrofes humanitarias en la ciudad. Los invasores disparan misiles contra los residentes desarmados y bloquean la ayuda humanitaria.  

Los soldados del regimiento Azov, los infantes de marina y los fusileros motorizados ucranianos continúan defendiendo Mariupol. 

Fuente: ukrinform