El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió este lunes un “juicio por crímenes de guerra” tras el hallazgo del fin de semana de cadáveres con ropa de civiles en la ciudad ucraniana de Bucha, cerca de la capital Kiev.

El mandatario, partidario de tomar “más sanciones” contra Rusia, reiteró que considera a su homólogo ruso, Vladimir Putin, un “criminal de guerra” y añadió que le parece “brutal”. ” Tiene que rendir cuentas”, agregó.

El sábado pasado, reporteros de la agencia de noticias AFP vieron al menos el cuerpo de 22 personas vestidas de civil en las calles. De acuerdo con los periodistas, una de las personas estaba cerca de una bicicleta y otra tenía bolsas con provisiones a su lado, mientras que un cadáver tenía las manos atadas por detrás de la espalda.

Ayer, el alcalde de Bucha, Anatoly Fedoruk, aseguró que otros 280 cuerpos habían sido enterrados en fosas comunes en la ciudad.

Escalofriantes escenas en las calles de Bucha, Ucrania.

Bucha, situada al noroeste de Kiev, fue ocupada por el ejército ruso el 27 de febrero y fue imposible acceder a ella durante más de un mes.

Los comentarios de Biden se dan el mismo día en que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, visitó Bucha y acusó al ejército ruso de “crímenes de guerra” que serán “reconocidos como genocidio”.

Rusia, por su parte, negó haber matado a civiles en Bucha, y tanto el Kremlin como el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, lo tachan de “falsificaciones” y puestas en escena para la prensa.

Servicios funerarios recuperan cuerpos de las calles de Bucha.

La palabra de Michelle Bachelet sobre la masacre en Bucha

La Alta Comisionada para los DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, aseguró estar “horrorizada” por las imágenes de cadáveres descubiertos en la ciudad ucraniana de Bucha, después del repliegue de las tropas rusas, y reclamó “una investigación independiente y eficaz” sobre el episodio, que Rusia considera una puesta en escena.

“Las informaciones que están saliendo de esta zona y de otras plantean preguntas graves y preocupantes sobre posibles crímenes de guerra e infracciones graves del derecho internacional humanitario así como atropellos graves a los derechos humanos”, subrayó Michelle Bachelet en un comunicado, pidiendo también que se “preserven todas las pruebas”.

Fuente: ambito.com