Un total de 208 niños han muerto y 376 han resultado heridos desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero.

Así lo afirma la Oficina del Fiscal General vía Telegram, informa Ukrinform.

Hasta la mañana del 21 de abril, más de 584 niños se vieron afectados en Ucrania como resultado de la invasión armada rusa a gran escala, incluidos 208 niños muertos y 376 que sufrieron heridas de diversa gravedad.

Según el informe, estas cifras no son definitivas, ya que se están averiguando en las áreas de hostilidades activas, en los territorios temporalmente ocupados y liberados.

El mayor número de niños muertos y heridos se registra en la región de Donetsk (119), la región de Kyiv (113), la región de Járkiv (91), la región de Cherníguiv (57), la región de Jersón (44), la región de Mykoláiv (41), la región de Lugansk (36), la región de Zaporiyia (25), la ciudad de Kyiv (16), la región de Sumy (16) y la región de Zhytómyr (15).

En particular, el 20 de abril, dos personas murieron, una de ellas un adolescente de 16 años, como resultado de un bombardeo de artillería del ejército ruso en el pueblo de Nova Zorya, distrito de Bilozersky, región de Jérson.

El mismo día, una niña de 11 años resultó herida en un bombardeo contra la infraestructura civil de Mykoláiv.

Al documentar las atrocidades cometidas por el ejército ruso en Borodianka, región de Kyiv, fue encontrada muerta una niña de 15 años, que parece haber sufrido una lesión pulmonar mortal.

En la primera quincena de marzo, en el pueblo de Klavdievo-Tarasove, distrito de Bucha, región de Kyiv, los militares rusos dispararon contra un coche civil en el que viajaba un hombre junto con sus dos hijas, de 7 y 11 años. Las niñas resultaron gravemente heridas. La niña más joven murió, la mayor fue rescatada.

El 4 de marzo, un padre y su hija, de 7 años, resultaron heridos en el bombardeo enemigo de la aldea de Gorenychi, región de Kyiv, según las fuerzas del orden locales.

El 13 de marzo, un niño de 13 años resultó herido por un ataque ruso en Kreminna en el distrito de Sievierodonetsk, región de Lugansk.

Además, se informa que un total de 1.141 instituciones educativas resultaron dañadas y 99 de ellas fueron completamente destruidas por los ataques aéreos y bombardeos rusos.

Fuente: ukrinform