Los inversores de Twitter temen que Elon Musk de un pie atrás en la compra de la red social por u$s44.000 millones ya que las acciones de la empresa alcanzaron el miércoles un mínimo desde que se anunció la adquisición hace dos días.

Los operadores especulaban con que Musk no tuviera suficiente dinero para financiar su aporte de u$s21.000 millones en efectivo y que decidiera no vender algunas de sus acciones de Tesla Inc para conseguirlo.

El millonario empresario ya ha dado marcha atrás en otras ocasiones. A principios de este mes, decidió a último momento no ocupar un puesto en el directorio de Twitter. En 2018 tuiteó que había una “financiación asegurada” de 72.000 millones de dólares para sacar las acciones de Tesla de la bolsa, pero no continuó con la oferta.

Las acciones de Twitter cerraron en Nueva York con una caída del 2,1% a 48,68 dólares, un gran descuento respecto del precio de la operación de 54,20 dólares, lo que implica una probabilidad del 62% de que se complete el acuerdo, según cálculos de Reuters. La probabilidad es relativamente baja, según inversores, y se considera que es poco probable que Musk se enfrente a un escrutinio antimonopolio porque no tiene otras participaciones en medios de comunicación.

En este contexto de especulaciones Musk tendría que pagar una comisión de ruptura de 1.000 millones de dólares en caso de abandonar la adquisición de Twitter. “Hay mucho riesgo de noticias en los próximos seis meses que se necesitan para cerrar el acuerdo”, dijo Chris Pultz, gestor de cartera de arbitraje de fusiones en Kellner Capital.

Las acciones de Tesla también cayeron más de un 12% el martes, y se eliminaron unos u$s126.000 millones. Estos números son resultado de la preocupación por parte de los inversores y especuladores: un escenario probable es que Musk tenga que vender acciones del fabricante de autos eléctricos para pagar los u$s21.000 millones de capital para comprar Twitter.

El programador sudafricano, nacionalizado estadounidense y canadiense, podría calmar algunos de los temores del mercado si proporciona más detalles sobre la fuente de su financiación de capital o a través de socios para ayudar a dividir la cuenta. Sin embargo, esto podría introducir nuevos riesgos en función de la identidad de estos socios, según algunos gestores de fondos

Roy Behren, miembro gestor de Westchester Capital Management, que tiene u$s5.400 millones de activos bajo gestión, dijo que la comisión de rescisión de u$s1.000 millones no era lo suficientemente alta como para que Musk se lo piense dos veces antes de abandonar el acuerdo. “En el contexto de su patrimonio neto, y el tamaño de la transacción, la comisión es menor de lo que uno hubiera esperado”, afirmó.

En las últimas horas Elon Musk fue noticia nuevamente por un tuit en el que prometía “comprar Coca Cola para volver a ponerle cocaína”. En la tarde de este miércoles, Musk había insistido en la necesidad de generar confianza entre los usuarios de su flamante red social. “Para que Twitter merezca la confianza del público, debe ser políticamente neutral, lo que efectivamente significa molestar a la extrema derecha y a la extrema izquierda por igual”, indicó.

gastos. “No es que mi consumo personal sea elevado. La única excepción es el avión. Pero si no lo uso, tengo menos horas para trabajar”, dijo.

Fuente: ambito.com