El ejército ruso continúa enfrentando desafíos ambientales, logísticos y técnicos durante su ofensiva a la región oriental de Donbás en Ucrania, y las Fuerzas Armadas de Ucrania rechazan sus ataques.

Así lo afirma el Ministerio de Defensa del Reino Unido vía Twitter, informa Ukrinform.

Se señala que los bombardeos y ataques rusos en la línea del frente en el Donbás continúan creciendo, mientras que el ejército ucraniano está repeliendo numerosos intentos de avance del agresor.

“La capacidad de Rusia para progresar sigue viéndose afectada por los desafíos ambientales, logísticos y técnicos que los han enfrentado hasta ahora, combinados con la resistencia de las fuerzas armadas ucranianas altamente motivadas”, dijo la inteligencia británica.

Según el informe, la incapacidad de Rusia para acabar con la resistencia en Mariúpol y sus ataques indiscriminados, que han dañado a la población civil residente, son indicativos de su continuo fracaso para lograr sus objetivos tan rápido como les gustaría.

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania informó anteriormente que hasta las 06:00 horas del 20 de abril, las tropas rusas se están reagrupando para continuar su ofensiva en la dirección de la ciudad de Lyman en la región de Donetsk. Los invasores están concentrando sus principales esfuerzos en tomar Mariúpol y continúan asaltando el área de la planta Azovstal.

Fuente: ukrinform