El Ejército de Ucrania anunció este sábado el hallazgo de una nueva fosa común, esta vez con soldados rusos en Viljivka, a las afueras de Jarkov, en el este del país, a poco más de una semana del descubrimiento de las fosas comunes y los cadáveres de civiles ejecutados en Bucha.

“Finalmente queda descartado el mito de que los rusos no dejan atrás a sus muertos. Durante la limpieza de la localidad de Viljivka, cerca de Jarkov, se ha descubierto una fosa común de soldados ocupantes”, informó el Departamento de Comunicación Estratégica de las Fuerzas Armadas, en su cuenta de Facebook.

En el mismo mensaje, la institución también publicó una fotografía en la que pueden verse los cuerpos de 10 militares en una zanja, informó la agencia de noticias Europa Press.

El 30 de marzo pasado, las fuerzas ucranianas destruyeron dos batallones tácticos de la 138 Brigada de Fusileros y un batallón táctico del 59 Regimiento Acorazado rusos cerca de Jarkov, ciudad que alberga unos 1,4 millones de habitantes y donde gran parte de la población es rusoparlante.

En el mismo procedimiento, el Ejército se hizo con toda la documentación de los batallones y detuvo a más de 60 militares.

Este descubrimiento se produce poco más de una semana después del hallazgo de fosas comunes y cuerpos de civiles ejecutados en Bucha, a las afueras de Kiev, tras la retirada de las fuerzas rusas.

Según la Defensora del Pueblo y comisaria de Derechos Humanos del Parlamento ucraniano, Liudmila Denisova, al menos 360 civiles fueron asesinados en Bucha, escenario de una matanza de la que Ucrania y sus aliados responsabilizan a Rusia, que niega las acusaciones.

Escalofriantes escenas en las calles de Bucha, Ucrania.

Fuente: ambito.com