La ciudad china de Shanghai registró este domingo 39 muertes por coronavirus, informaron autoridades, la cifra más alta tras varias semanas de confinamiento, mientras crece la preocupación también en la capital, Beijing, por el aumento de contagios.

Shanghai, la gigantesca urbe empresarial que es motor de la economía china, ha estado bajo un confinamiento casi total desde inicios de abril, una medida que golpeó las cadenas de abastecimiento en todo el país.

China, la segunda mayor economía del mundo, ha luchado por erradicar su peor brote de Covid-19 en dos años con confinamientos severos y pruebas masivas, manteniendo su política de cero Covid que ha impactado a la economía y el ánimo de la población.

Shanghai, la ciudad más grande de China, registró sus primeras muertes el 18 de abril pese a detectar miles de casos diarios en las últimas semanas.

La Comisión Nacional de Salud de China dijo que 39 personas murieron hoy en Shanghai de coronavirus, lo que eleva a 87 el total en los últimos días en la ciudad, que registró casi 22.000 nuevos contagios del coronavirus, informó la agencia de noticias AFP. La mayor cifra de muertos en un día se había dado el sábado, con 12.

En tanto, Beijing reportó 22 nuevos contagios, una cifra pequeña comparada con Shanghai pero que ya enciende las alarmas de las autoridades locales.

El funcionario de salud capitalino Pang Xinghuo dijo hoy que observaciones preliminares sugieren que el Covid-19 se ha “extendido en forma invisible” en Beijing la última semana, afectando “escuelas, grupos de turistas y muchas familias”.

“El riesgo de una transmisión continua y oculta es elevado y la situación es difícil”, declaró a periodistas Tian Wei, otro funcionario municipal de Beijing.

“Toda la ciudad debe actuar de inmediato”, agregó.

Fuente: ambito.com