El Fondo Monetario Internacional (FMI) evaluá aprobar este miércoles un nuevo fideicomiso destinado a países vulnerables y a políticas de largo plazo vinculadas con el cambio climático y la preparación para pandemias. De este modo, Argentina podría recibir nuevo financiamiento por más de u$s1.300 millones.

“El directorio está listo para discutir el Fideicomiso de Resiliencia y Sostenibilidad (RST) y el personal es optimista de que se otorgará la aprobación”, aseguró en esta jornada el economista del organismo multilateral de crédito, Vimal Thakoor.

“El RST sería financiado por las naciones más ricas que canalizan sus reservas del FMI, conocidas como Derechos Especiales de Giro (DEG), hacia las más pobres, y los primeros casos se considerarán para fin de año. Es probable que el RST comience con recursos de alrededor de 30.000 millones de dólares, aumentando a cerca de 50.000 millones de dólares, en el mediano plazo “, detalló el funcionario.

Desde la institución dijeron que el acceso a los fondos se determinará caso por caso, según la solidez de las reformas y la sostenibilidad de su deuda. El monto tope saldría del menor valor entre el 150% de la cuota de participación que el país tenga en el FMI y el equivalente a u$s1.000 millones.

En ese sentido, vale remarcar que Argentina podría recibir hasta aproximadamente u$s1.370 millones (equivalente a u$s1.000 DEGs), ya que esta cifra es menor a los u$s6.553 millones que resultarían de calcular el 150% de la participación del país en el Fondo.

Las naciones también tendrían que estar participando en un programa tradicional financiero o no financiero del FMI, lo que hace que el fideicomiso sea un complemento en lugar de un sustituto.

Dado que el fideicomiso apuntaría a abordar los riesgos a más largo plazo para la balanza de pagos de una nación, los países tendrían 20 años para pagar los préstamos, más tiempo que con otros préstamos del FMI, y recién comenzarían a repagar el capital a partir de 10 años.

“Aproximadamente tres cuartas partes de los países miembros del FMI serán elegibles, incluidos los países de bajos ingresos y en desarrollo; territorios de ingresos medios con un PBI per cápita de menos de aproximadamente u$s12.000 por año; y estados pequeños con un PBI per cápita inferior a u$s30.000”, señaló Thakoor.

Fuente: ambito.com