El papa Francisco escribió una carta al patriarca ortodoxo de Moscú Kirill en la que le pide que se “ponga fin a la oscuridad de la guerra” en Ucrania, que comenzó el pasado 24 de febrero.

“Que Cristo sea una realidad para el pueblo ucraniano, que anhela un nuevo amanecer que ponga fin a la oscuridad de la guerra”, dijo el Pontífice en la breve misiva que ha publicado la página de comunicación del Vaticano, Vatican News.

En la carta, que también dirigió a otros patriarcas de las catorce ramas ortodoxas del cristianismo, con motivo de la Pascua que celebraron este domingo, tal y como marca el calendario juliano, el pontífice pidió que el Espíritu Santo transforme sus corazones y los convierta en verdaderos artífices de la paz. “Especialmente para la Ucrania desgarrada por la guerra, para que el gran paso pascual de la muerte a la nueva vida en Cristo sea una realidad para el pueblo ucraniano, que anhela un nuevo amanecer que ponga fin a la oscuridad de la guerra”, escribió.

En la carta -que fue publicada en la página web del Patriarcado ruso, Mospat.ru- Francisco subrayó que en este momento sienten todo el peso del sufrimiento de la familia humana, “aplastada por la violencia, la guerra y tantas injusticias”.

A pesar de ello, dijo que los cristianos siguen “mirando con el corazón agradecido que el Señor ha tomado sobre sí todo el mal y todo el dolor de nuestro mundo”.

“La muerte de Cristo fue el comienzo de una vida nueva y de la liberación de las ataduras del pecado y la ocasión de nuestra alegría pascual, abriendo para todos el camino desde la sombra de las tinieblas a la luz del reino de Dios”, escribió Francisco.

De este modo, instó a rezar unos por los otros “para dar un testimonio creíble del mensaje evangélico de Cristo resucitado y de la Iglesia como sacramento universal de salvación”, para que “todos entren en el reino de la justicia, la paz y la alegría en el Espíritu Santo”.

Francisco renunció a reunirse con Kirill en Jerusalén, como inicialmente planeaba, según dijo en una entrevista publicada el viernes.

El papa Francisco y Kirill, con el que el pontífice mantiene una buena relación pero quien justifica la invasión de Rusia en Ucrania, se han reunido una sola vez en 2016 en Cuba, en una sala del aeropuerto de La Habana, donde firmaron una declaración conjunta.

La Iglesia Ortodoxa Rusa criticó el domingo que se puedan imponer posibles sanciones al patriarca Kirill por su postura respecto al conflicto en Ucrania, condenada por Kiev y otras naciones occidentales.

El patriarca Kirill de la Iglesia ortodoxa rusa (izquierda) y el papa Francisco de la Iglesia católica durante una reunión celebrada en La Habana, Cuba, el 12 de febrero de 2016.

Fuente: elcomercial.com