Científicos informaron este miércoles que se avecina un colapso en los ecosistemas de insectos por el aumento en las temperaturas y la explotación de la tierra. Según un estudio publicado en la revista Nature, la abundancia de insectos se redujo en casi un 50%.

El uso demasiado intensivo de la tierra combinado con las temperaturas cada vez más calientes está empujando a los ecosistemas de insectos hacia el colapso en algunas partes del mundo.

El estudio, publicado en la revista Nature, identificó un vínculo alarmante entre la crisis climática y la agricultura altamente intensiva y demostró que, en lugares donde esos impactos son particularmente altos, la abundancia de insectos ya disminuyó casi un 50%, mientras que el número de especies se redujo en un 27%.

Para Charlotte Outhwaite, autora principal del estudio e investigadora del University College de Londres, este resultado es muy “preocupante”, dado el importante papel de los insectos en los ecosistemas locales, la polinización y la producción de alimentos.

“Tres cuartas partes de nuestros cultivos dependen de los insectos polinizadores”, había explicado previamente a CNN Dave Goulson, profesor de Biología de la Universidad de Sussex, en el Reino Unido. “Los cultivos empezarán a fallar. No tendremos cosas como las frutillas. No podemos alimentar a 7.500 millones de personas sin insectos”, resumió.

Los polinizadores son esenciales en el ecosistema ya que son los animales que transportan el polen de una flor a otra, ayudando en su reproducción a más del 80% de las plantas con flores del mundo.

Fuente: ambito.com